Esta jornada podrá ser recordada por multitud de anécdotas con el paso del tiempo, pero una de ellas puede ser explicada por la mala actuación de los equipos andaluces en la misma. Unicamente consiguió puntuar el Sevilla, y no precisamente quedó especialmente satisfecha la parroquia del Sánchez Pizjuán tras el empate casero de su equipo. Sin duda, mala pata para los equipos de Andalucía en la última jornada de liga.

Espanyol – Betis

El Espanyol sacó tres puntos importantes ante su público, en la visita del Betis a feudo catalán. Para ello, tuvo que esperar hasta prácticamente el último aliento, y remontando el gol inicial de Rubén Castro, que ya llegó bien entrada la disputa (minuto 76 de penalti).


Primero fue Javi Fuego, igualando la contienda en el 87, y luego sería turno para un viejo conocido de los verdiblancos, el ex sevillista José Antonio Reyes. El utrerano selló la victoria con un golazo, que permite a su equipo conservar los 3 puntos en juego del RCDE Stadium, tras un duelo marcado por la intensidad, en el que parece que los dos equipos dejaron todo su arsenal para el final. Los pericos continúan soñando con llegar a las plazas que dan acceso a Europa, mientras que los chicos de Víctor Sánchez ven frenada su incipiente trayectoria positiva en la Clasificación.

Sevilla – Sporting

El Sevilla se desploma definitivamente en su pugna por la Liga. De hecho, ya han sido superados por el Atlético de Madrid en la tabla, tras el desafortunado empate que cosecharon en propio feudo ante un Sporting, que sigue vislumbrando la salvación, tras sacar un valioso punto en Sevilla ante su maltrecho rival. Los chicos de Sampaoli llevan cinco partidos sin conocer la victoria,  y han bajado notablemente su despliegue sobre el campo. El duelo fue bastante parejo hasta el pitido final, con un Sevilla
volcado, tratando como sea de rescatar la victoria, pero no fue posible. El buen hacer de Pichu Cuellar y de su zaga, imposibilitaron el triunfo de la escuadra de Nervión, que empieza a dar preocupantes síntomas de fatiga.

Málaga – Atlético de Madrid

En La Rosaleda debutó como técnico en la casa el Cholo Simeone, y su equipo venció allí mismo al Málaga con dos goles de la vieja guardia, Koke y Filipe Luis; que a la postre, son dos de los cinco jugadores que quedan todavía a día de hoy en la plantilla colchonera desde aquel día de enero de 2012.

Los rojiblancos aprovecharon dos jugadas sueltas ante un rival malagueño que presionó de lo lindo, que no firmó ni mucho menos un mal partido, pero al que le faltó definición en los metros finales.

Los tantos llegaron en los minutos 26 y 74, respectivamente, y sirven para que el Atlético se aúpe ya a la tercera posición.

Granada – FC Barcelona

El Barça sacó adelante su partido en Los Cármenes sin Leo Messi. Parece haber vida sin el argentino; o al menos, la hubo en territorio nazarí, donde el equipo de Luis Enrique se aferró a los 3 puntos gracias a un inconmensurable trabajo de Luis Suárez, que fue una pesadilla toda la noche para la zaga granadina.

Él mismo abrió el marcador poco antes del descanso con una gran vaselina, batiendo a Ochoa.

Al comienzo del segundo acto, los locales llegaron a empatar con gol de Boga, pero fue un espejismo. Los goles de Alcácer, Rakitic y Neymar, terminarían por definir la victoria culé.

Sin duda, jornada para olvidar en Andalucía…

Artículos relacionados