Los juegos de azar han tenido desde tiempos ancestrales una relevancia ostensible en la vida social de nuestro país. Muestras de ello son, por ejemplo, los relatos sobre establecimientos destinados a las apuestas desde tiempos medievales o la particularidad de la baraja española, cuyas figuras, diferentes de las de la francesa, tienen su origen en los naipes árabes. Actualmente, casi un 3% del PIB nacional pertenece a actividades relacionadas con el juego, si bien la mayoría de las apuestas se hacen a través de portales como el aquí enlazado.

Los casinos nacen en España a principios del siglo XIX, en concordancia con las tendencias coetáneas dadas en Inglaterra, Francia o Italia: son, en un primer momento, clubes sociales, destinados a los miembros de signo ilustrado de las clases medias y altas, que sirven como sede a eventos, conferencias, bailes, debates… o como escenario de lecturas de periódicos y libros o de partidas de los juegos entonces permitidos por la ley tales como ajedrez, naipes, billar y dominó.

Bajo la dictadura de Primo de Rivera, los casinos son declarados ilegales y clausurados en territorio español. Su actividad no se volverá a reanudar hasta 1977, cuando se legalizan los juegos de azar y los casinos asumen el albergue de los mismos.

Los tres casinos españoles más antiguos

El casino de Castellón: Hasta donde se conoce, se trata del primer casino español. Fue fundado en 1814 por D. Francisco Giner y Feliu, Barón de Benicassim, como asociación destinada a promover eventos y debates culturales. Su afiliación experimentaría un fuerte crecimiento durante los cincuenta años posteriores a su fundación, lo que motivaría su establecimiento en la sede emplazada en la Puerta del Sol, el conocido como Palacio de Francisco Tirado. El palacio sería remodelado en 1923 por el arquitecto castellonense Francisco Maristany y Casajuana, resultando el célebre edificio que hoy se conoce como Casino Antiguo de Castellón.

El casino de Madrid: Fue fundado en 1836 por un grupo de habituales del Café de Sólito como asociación cultural y de debate. El número de socios creció, ocasionando sucesivos cambios de sede, hasta que, en 1903, se decide la edificación de una sede propia, para la que se convoca un concurso de arquitectos. Finalmente, la construcción se adjudicaría a José López Sallaberry, socio del casino responsable del edificio hoy emplazado en la calle de Alcalá, que es inaugurado al alcanzar la asociación el millar de miembros en 1910. 

El casino de Murcia: Fundado en 1847 y situado en la calle Trapería, cerca de la catedral, destaca sobre la mayoría de casinos españoles por sus méritos arquitectónicos. La fachada, diseñada por Pedro Cerdán, presenta influencias modernistas e historicistas y, tras un vestíbulo neobarroco, recibe al visitante el espectacular Patio Árabe, de estilo neonazarí. El denominado patio pompeyano, de estilo neoclásico, también ostenta una belleza extraordinaria,

Artículos relacionados