España no es un país con edificios muy altos. Los enormes rascacielos que podemos ver en países como Estados Unidos, China, Malasia, Taiwán, Japón o Panamá no tienen presencia en la Península Ibérica debido a muchos factores. Uno de ellos puede ser una cuestión cultural y otro la normativa vigente, que ve con recelo la construcción de edificios tan grandes. A estos se suma la tipología de ciudad europea, que es muy diferente a la estadounidense. Mientras que las europeas son ciudades con muchos siglos de antigüedad, en EEUU las ciudades son relativamente modernas, con un casco antiguo casi inexistente. Así, romper la estética urbana con rascacielos nunca ha convencido demasiado en Europa aunque hay excepciones.


España no es ajena a la tendencia general del continente y, como decíamos al principio del artículo, no tenemos edificios muy altos. Además, estos se han ido construyendo desde la segunda mitad del siglo XX de manera progresiva y antes de ese momento los edificios que superaban los 50 metros eran muy puntuales y localizados sobre todo en Madrid y Barcelona. Así, en Madrid principalmente se construyeron edificios siguiendo las tendencias estadounidenses en las primeras décadas del siglo XX. Destacan, así, edificaciones muy conocidas como la de Telefónica en plena Gran Vía (89 metros de altura, data de 1929), el Palacio de la Prensa (1928) o el Edificio de La Unión y el Fénix (1931). Sin embargo, ninguno de ellos alcanzaba una altura excesiva y todos eran más bajos que un histórico monumento español que fue, ni más ni menos que hasta 1953, el edificio más alto del país con diferencia.

(Entre paréntesis los años entre los que fue el edificio más alto del país)

La Giralda de Sevilla. El Magacín.

Número uno. El Magacín.Giralda (hasta 1953), Sevilla. Es el nombre con el que se conoce a lo que hoy es el campanario de la catedral de Sevilla. Sin embargo, fue construida a finales del siglo XII por los almohades, pueblo norteafricano procedente de la cordillera del Atlas que ocupó al-Ándalus entre 1179 y 1230, con el objetivo de ser el alminar (torre desde la que el almuecín llama a la oración a los fieles) de la antigua mezquita. De la actual construcción, dos tercios son de época almohade (bien reconocibles por su estética y arquitectura islámica) mientras que la parte superior fue añadida en el Renacimiento como campanario. En la cúspide hay una bola sobre la que se halla una estatua llamada Giraldillo. Actualmente la Giralda mide 97,5 metros de altura y si se incluye el Giraldillo alcanza los 101 metros, mayor que en su primitiva fase almohade, cuando era algo más baja. De esta manera la Giralda fue durante siglos (ni más ni menos que entre el XII y mediados del XX) la edificación más alta de España y de las más altas de Europa, superando a otras torres como la del Big Ben en el Parlamento de Reino Unido, que mide 96 metros. En 1987 se convirtió en Patrimonio de la Humanidad junto a la catedral, el Archivo de Indias y los Reales Alcázares, todos ellos en la zona centro de Sevilla.

Edificio España. El Magacín.Foto: Jaime Viñas Fotografía

Número dos. El Magacín.Edificio España (1953-1960), Madrid. Pero la modernidad llegaría a España aunque tardase y, con ella, los rascacielos propiamente dichos de más de 100 metros de altura. El primero de todos ellos fue el Edificio España, inmensa edificación en la Plaza de España de la capital. Tiene 25 plantas y 117 metros de altura y hoy es el octavo edificio más alto de la ciudad. Es destacable que se empezó a construir en 1948, en plena posguerra y época de aislamiento del régimen de Franco, por lo que la situación económica que rodeaba a la construcción era lamentable. Aún así, el Edificio España se finalizó y se convirtió en símbolo de la resistencia del régimen, y como tal lo vendió la dictadura, siendo inaugurado por el mismo Francisco Franco. Su precio fue de 200 millones de pesetas, a cargo de la Compañía Inmobiliaria Metropolitana. Como curiosidad, sus 29 ascensores supusieron un récord en la década de los 50. Tiene una peculiar arquitectura neobarroca escalonada en cuatro alturas. A pesar de ser ya un hito arquitectónico en España, su presente es oscuro: desde 2012 se halla sin uso y cerrado tras cambiar varias veces de manos, entre ellas las del chino Grupo Wanda, que intentó, afortunadamente sin éxito, derrumbar todo el edificio incluida la protegida fachada.

Torre de Madrid. El Magacín.

Número tres. El Magacín.Torre de Madrid (1960-1988), Madrid. El anterior poco tiempo sería el edificio más alto de Madrid y de España ante la construcción de este nuevo rascacielos, la Torre de Madrid. Se inició en 1954 y fue inaugurado en 1960, con el aislamiento finiquitado y con el régimen franquista abierto al exterior por su alianza con Estados Unidos. Superó ampliamente al Edificio España en altura: 142 metros y 37 plantas, siendo el edificio más alto de España durante 28 años y de Europa hasta 1967, cuando fue superada por la torre Zuidetoren en Bruselas. Además, en su momento fue el edificio de hormigón más alto del mundo. Como el Edificio España, se ubica en la Plaza de España, conformando ambos un interesante conjunto arquitectónico. Actualmente alberga tanto oficinas como viviendas. Es un rascacielos que ha aparecido numerosas veces en películas españolas e incluso europeas.

Torre Picasso. El Magacín.

Número cuatro. El MagacínTorre Picasso (1988-2002), Madrid. Sucedió a la Torre de Madrid tras casi tres décadas de dominio de esta. Esa diferencia temporal hace que su diseño sea muy diferente al de la anterior. El mismo fue conducido por el arquitecto Minoru Yamasaki, autor también del desaparecido World Trade Center. Sus 157 metros de altura y 43 plantas volvieron a romper el máximo de un edificio en la Península. Se sitúa en la plaza de Pablo Ruiz Picasso, en pleno centro del complejo de negocios AZCA, junto al Paseo de la Castellana, por lo que está en el corazón financiero de Madrid. Sin embargo, no fue la estructura más alta de la ciudad, ya que la torre de comunicaciones Torrespaña (popularmente El Pirulí) alcanza los 220 metros, pero no es un edificio como tal. En la Torre Picasso destaca especialmente su gran arco de entrada que soporta toda la estructura gracias a una estructura subterránea de acero sin la cual el arco no podría aguantar todo el peso del rascacielos. También llama la atención el color blanco del mismo.


Gran hotel Bali Benidorm. El Magacín.

Número cinco. El Magacín.Gran Hotel Bali (2002-2007), Benidorm. Por primera vez desde 1953 el edificio más alto de España dejaba de estar en Madrid y pasaba a situarse en una pequeña ciudad costera en la provincia de Alicante: Benidorm. El desarrollo de este municipio se ha debido desde los años 60 al turismo de masas y, al contrario que otros pueblos de la costa mediterránea, Benidorm decidió aprovechar su territorio reducido permitiendo la construcción de edificios en altura. Así, cuando se construyó el Hotel Bali a principios de los 90 en Benidorm ya había notables rascacielos que superaban los 100 metros de altura pero no iban mucho más allá. Hasta la llegada de la ampliación del Bali, que pasó a llamarse Gran Hotel Bali con la finalización del rascacielos de 186 metros en 2002. La torre tiene 42 plantas y luego el hotel también está formado por el edificio secundario que hasta 2002 era el único y que es bastante más bajo. El plan de construcción lo contempló incluso más alto, 210 metros, pero al final se quedó con la altura actual. Supuso un hito tanto para Benidorm como para España: es el hotel más alto del país y el segundo de Europa. Tiene casi 800 habitaciones, doce de ellas de lujo, teniendo el hotel cuatro estrellas.

Hotel Intempo Benidorm. El Magacín.

Número seis. El Magacín.Intempo (2007-sin finalizar), Benidorm. Se trata del segundo rascacielos residencial más alto de la Unión Europea, pero nunca se ha llegado a terminar por lo que en realidad no tendría que estar en esta lista, pero por su original forma hemos querido incluirlo. Su altura total es de 192 metros y 47 plantas. Actualmente su construcción está paralizada debido a que la promotora se encuentra en concurso de acreedores, pero tan solo falta un 6% por terminar. Desde su azotea se han realizado varios saltos en paracaídas, alguno incluso no autorizado. Su imagen se ha utilizado para algunos programas de televisión entre los que destaca la serie de Canal+ Crematorio.



Número siete. El Magacín.Torre Espacio (2007-2008), Madrid. Pero Benidorm no tendría muchos años el edificio más alto del país, ya que Madrid volvió a reclamar ese honor con la construcción del llamado Cuatro Torres Business Area (CTBA), una nueva zona financiera al norte del Paseo de la Castellana en donde se ubicó anteriormente la ciudad deportiva del Real Madrid. Como su propio nombre indica, está formada por cuatro torres que destacan por superar toda altitud alcanzada previamente por los rascacielos españoles, ciertamente modestos si se comparan con los de Estados Unidos. Y tampoco el CTBA es excesivamente alto, pero lo parece debido a que se sitúa en una zona de la ciudad algo más elevada que el resto, por lo que son fácilmente visibles desde gran parte de la Comunidad de Madrid. Se construyeron casi simultáneamente pero se fueron finalizando de una en una, por lo que, curiosamente, todas ellas han sido el edificio más alto de España. La primera en ser rematada fue la Torre Espacio, con 230 metros de altura y 56 plantas. Su fachada está cubierta por entero de vidrio y su base es cuadrada pero va modificándose conforme se aumenta la altura hasta tener una forma ojival que representa la función matemática de coseno. Como datos de interés, alberga varias embajadas, oficinas, una capilla católica en la planta 33 y una enorme bandera de España en la azotea prácticamente del mismo tamaño que la de la plaza de Colón, aunque sea vea pequeña debido a la altura a la que se encuentra (y que, dicho sea de paso, la hace alcanzar los 252 metros).

Cuatro Torres Business Area. El Magacín.

Número ocho. El Magacín.Torre PwC anteriormente conocida como Sacyr Vallehermoso, (2008-2009), Madrid. La torre anterior sería poco tiempo el edificio más alto del país: su hermana Sacyr Vallehermoso la sucedió al año siguiente al ser finalizada. En 2011 cambió su nombre a PwC por sus nuevos propietarios. Sin embargo, su función más conocida es el hotel de cinco estrellas EuroStars que ocupa el 60 % de la torre. Tiene 236 metros y 58 plantas y está completamente recubierta por una cubierta de vidrio a modo de escamas ya que tiene una fachada de doble piel de color negro que le da un elegante aspecto.

Número nueve. El Magacín.Torre Caja Madrid, actual Cepsa (2009), Madrid. Destronó a su hermana pero fue el rascacielos más alto de España durante poco tiempo, tan solo unos meses de 2009. Su diseño es el más rompedor de entre los rascacielos españoles: diseñado por el famoso arquitecto Norman Foster, tiene 248 metros de altura en 49 plantas, su estructura es de acero y parece una gigantesca estantería con dos columnas externas y tres plataformas intermedias entre los tres núcleos con los que cuenta la torre. Es el rascacielos que más veces ha cambiado de nombre según su propietario. En 2009 se llamaba Caja Madrid, pero inicialmente se llamaba de Repsol. Con la creación de Bankia a partir de Caja Madrid y otras entidades bancarias adoptó ese nombre en 2013 para adoptar el actual en 2014 de Cepsa, aunque su propietario desde septiembre de 2016 sea el dueño de Inditex, Amancio Ortega.



Número diez. El Magacín.Torre de Cristal
(2009-actualidad), Madrid. Y llegamos al fin al último edificio del CTBA en ser terminado y el más alto de España hasta hoy, la Torre de Cristal. Su nombre es muy adecuado ya que por su forma parece un enorme cristal o diamante, lo cual pretendió su arquitecto, César Pelli (autor también de las Torres Petronas de Kuala Lumpur. Tiene 250 metros de altura en 52 plantas. Su particularidad más destacable es que en su cúspide alberga un jardín vertical que es el más alto de Europa y se puede ver desde el exterior (en concreto desde el oeste de la ciudad). A día de hoy no parece que la Torre de Cristal vaya a ser desbancada por ningún rascacielos más alto (se va a construir una quinta torre en el CTBA pero más baja que las cuatro existentes) ya que los 250 metros de esta torre son altos incluso para los estándares europeos: es el decimotercero del continente y el cuarto de la Unión Europea.

Rascacielos en España. El Magacín.

Elaboración propia. Se muestran las provincias con edificios de más de 100 metros de altura.

Así, España se ha hecho un país de rascacielos con el tiempo, concentrados sobre todo en Madrid, Benidorm y, en menor medida, Barcelona. Luego hay edificios de más de 100 metros en otras provincias, destacando la Torre Sevilla y la Torre Iberdrola en Bilbao.

Artículos relacionados