Este artículo está dirigido para aquellas mujeres, madres que tienen un corazón de emprendedora, que desean sobre todo ser madres y no dejar a sus hijos en mano de otros cuidadores. Aquellas que desde el fondo de su corazón no quiere vivir de un empleo, ni un auto empleo. En pocas palabras son madres emprendedoras, pero sobre todo mujerSer madre emprendedora, es una combina para súper heroína. Si ese es tu caso te felicito.

Pero ¿qué es un emprendedor?

Un emprendedor es aquella persona que descubre una oportunidad de negocio y se organiza para conseguir los recursos necesarios para comenzarla y llevarla a cabo.888Son muchas las cualidades que una mujer, madre y emprendedora debe tener. Vamos señalar las más importantes:

1.       Debes tener pasión por lo que emprendas. La pasión te lleva a emprender con determinación. Con toda seguridad surgirán problemas, pero el deseo por lo que haces te ayudará a levantarte en el momento que decaigan tus fuerzas.

2.       Debes ser capaz de diseñar un plan de acción. Todo tiene su tiempo, así que debes hacer una agenda y visualizar los objetivos finales. Incluyendo en tu agenda el tiempo que le dedicaras a tu familia y a ti como mujer. Esa agenda debe ser diaria. Si un día no puedes cumplir el plan no te desanimes y retómalo al día siguiente. Persiste.

3.       Debes tener un punto de coquetería. Cuida tu imagen. Proyecta una imagen positiva de ti. Ten confianza y seguridad en tus iniciativas y habilidades, pues como tú te veas así te verán tus clientes.

4.       Debes ser capaz de encontrar un compañero/a de viaje. Buscar alianzas estratégicas, es decir, un equipo: a esto se le llama networking. Busca personas que estén a un nivel más alto que tú y sean tú inspiración. Por nada del mundo comiences una empresa sola.

5.       Debes ser ahorradora. No gastes más de lo que tienes. Puedes asumir riesgos moderados pero debes tener una parte ahorrada para tu familia. Los imprevistos siempre suceden, especialmente cuando tenemos hijos. No gastes por gastar, organízate.

6.       Invierte en ti misma. Tanto tu cuidado personal como tus conocimientos entran dentro de esta categoría. Leer libros, ir a seminarios, investigar en Internet, hacer cursos… haz actividades que enriquezcan tu vida, tu crecimiento personal y empresarial.

7.       No descuides el descanso y el disfrute. Una tentación que tenemos las emprendedoras es dedicarle tanto tiempo como sea posible a nuestro negocio. Yo siempre tomo en reflexión la parábola del leñador: “Afila tu hacha”. El descanso, el sueño y el disfrute en familia nos ayuda a pensar mejor.

Mujer, madre, emprendedora… tu reto es grande ¡comprométete!

“Nunca soñé con el éxito. Trabajé para llegar él.”
Estée Laude

Consejos para las Madres Emprendedoras

Cuando eres una madre emprendedora organizar bien el tiempo es tu mayor desafío. Cada minuto cuenta, no lo desperdicies. Haz tu agenda diaria y cúmplela. No trates de hacer todo en un día. Hay días que cumplir con la agenda es casi imposible, por lo general esto sucede cuanto tenemos niños pequeños que aún no van a la guardería, (de 1 a 3 años) es la edad en la que necesitan más atención. Apenas se distraen solos.888Cuando tus hijos estén en edad escolar, aprovecha ese tiempo al máximo para tu emprendimiento, así cuando ellos regresen ya poder dedicarles tiempo de calidad.

Si tus hijos son adolescentes involúcralos en tu emprendimiento, eso te ayudara a tener una mejor relación madre-hijo a su vez servirá para mantenerlos ocupados y supervisados. Además les enseñarás a que emprender es magnífico, y quizás pongas en ellos la semilla de un futuro emprendedor..
En mi adolescencia ayudaba a mi madre en su emprendimiento, ella fue gerente de la compañía ANCOR y posteriormente de otras similares del mismo sector: distribuir colecciones de productos. Un trabajo desde casa, en el que llegó a tener muchos empleados y empleadas a su cargo.
Recuerdo que ella conocía la necesidad de sus clientes, era muy buena en su trabajo. Una vendedora nata. Hablo de ella en pasado no porque esté muerta, sino porque con su estado de salud ya no se puede dedicar a ningún negocio.

“Es mejor criar niños fuertes, que reparar hombres rotos”
Frederick Douglas.

No descuides a tus hijos por ningún negocio, ni por la necesidad del dinero. Al final lo más valioso son ellos, el tiempo que le dedicas que sea de calidad.

Zaray Zapata
Una Madre Emprendedora, que ha luchado para dedicarles tiempo de calidad a sus dos hijos sin dejar de lado sus sueños de emprender.

Artículos relacionados