La renta variable como supongo que todos sabemos hace referencia a “la bolsa”, ¿y qué es “la bolsa”? Pues es aquel mercado donde cotizan las acciones de las compañías de un país. ¿Por qué se llama variable? Pues aunque sea de perogrullo lo explico: porque la rentabilidad no está prefijada y varía constantemente, ya sea vía precio, vía dividendos o ambas.

Ya sabemos de que estamos hablando pues. ¿Y eso es arriesgado? Pues, como digo en el título del post, depende. ¿Y de que depende? De según como se mire, todo depende. No hombre, es broma!, antes de que sigas tarareando la canción te respondo: Depende de ti, depende de como actúes. Pero antes de explicarlo solicito otra breve parada ya que considero clave aclarar que entendemos por riesgo. Posiblemente no te hayas parado a pensar en ello, posiblemente si te pusieras a definirlo verías que te salen unas cuantas posibilidades de hacerlo. En los mercados financieros cuando hablamos de riesgo damos por supuesto que hablamos de la volatilidad y esta es la variación que tiene la rentabilidad (no el precio) de un activo en un período de tiempo, pero según este razonamiento podríamos tener un activo que cada año perdiera un -4% y tuviera volatilidad 0, ¿a eso lo llamaríamos no tener riesgo?. Podríamos referirnos a la posibilidad de que la empresa donde invirtamos quiebre y perdamos todo. Podríamos referirnos a la posibilidad de obtener una rentabilidad por debajo de la inflación, o de las letras del tesoro. Yo creo que cuando en la calle hablamos de riesgo en renta variable se entiende que nos referimos a la posibilidad de tener en algún momento determinado de tiempo menos dinero del que invertimos, en ese caso cabría determinar de que porcentaje se trata.

Ahora sí, una vez definido que es renta variable y que es riesgo podemos entrar a analizar si es arriesgada o no. Como he adelantado antes depende de como actúe el inversor y de esta manera la renta variable puede ser algo enormemente arriesgado o algo muy seguro. ¿Cómo podemos pasar de un nivel elevado de riesgo a otro prácticamente nulo? Pues a lo que yo llamo los 5 cinturones de seguridad.

La situación de máximo riesgo es en la que se encuentran muchísimos españoles, y eso que España se considera una sociedad excesivamente conservadora en cuanto al tema de gestión de los ahorros se refiere, que gran paradoja, ¿no?. La situación de la que hablo es tener paquetes de acciones de un puñado de compañías e intentar predecir cuando es buen momento para comprar y vender buscando una golosa rentabilidad.

El ahorro financiero de las familias. Carlos Artero.

El ahorro financiero de las familias. Carlos Artero para El Magacín.

Eso que es tan difícil de ejecutar con éxito, de hecho las estadísticas muestran que aproximadamente el 90% de los particulares que juegan a bolsa pierden con sus inversiones, lo hace muchísima gente en nuestro país. Como podemos comprobar en el gráfico anterior cerca del 30% del ahorro de los españoles se encuentra invertido de manera directa en acciones.
Pues bien, esta situación es la que yo considero de mucho riesgo, ya que la probabilidad que tienes de perder dinero es muy alta, por lo tanto la desaconsejo enérgicamente a no ser que seas un gran estudioso del tema, tengas mucho tiempo para dedicarte a ello o seas un profesional del sector. Desde este punto de partida que es el que considero menos deseable y más arriesgado vamos a aplicar la teoría de los 5 cinturones de seguridad para transformar la renta variable en algo muy seguro.




1º CINTURÓN DE SEGURIDAD: DIVERSIFICACIÓN DE TÍTULOS

Si considero que tener una cartera de inversión de uno, dos, cinco o diez títulos es concentrar mucho riesgo se debe principalmente a que si una compañía en la que estamos invertidos se desploma en bolsa o quiebra nos puede dar al traste la totalidad de toda nuestra inversión. Por lo tanto el mejor remedio es invertir en muchas empresas a la vez, cientos de ellas. ¿Cómo podemos lograr eso? A través de los fondos de inversión. Este excelente vehículo de inversión nos permite invertir independientemente del capital que se trate en cientos o miles de títulos, de esta manera nos nos deja de preocupar que ocasionalmente alguna empresa de la cartera quiebre, ya que su importancia relativa será mínima. Existen también los fondos de fondos, donde aparte de estar aún más diversificado vas a conseguir que los movimientos temporales de tu inversión estén mas suavizados, en otras palabras, estás diversificando también por gestores, como no sabes si tu gestor es un crack o no mejor invertir en muchos y sabes que no vas a conseguir el mejor resultado del mercado pero tampoco el peor.

2º CINTURÓN DE SEGURIDAD: DIVERSIFICACIÓN DE SECTORES

Con el cinturón de seguridad anterior hemos conseguido una mayor diversificación y por lo tanto un grado mayor de seguridad pero aún estamos expuestos a bastante riesgo por lo tanto es necesario no concentrar nuestra inversión en ningún sector en concreto ya que si tenemos muchos títulos de bastantes compañías pero de un mismo sector corremos el riesgo de que si ese sector en concreto (financiero, energético, manufacturero, construcción etc) entra en crisis nuestra inversión puede sufrir mucho. Además en los tiempos que corren, donde la economía y la sociedad cambian tan rápido y continuamente, puede haber sectores que muten o desaparezcan para siempre. Así pues debemos invertir en un fondo de inversión que invierta en todos los sectores del mercado y de esta manera lograremos que en mayor o menor medida recoja la evolución del total de la actividad económica del país.
3º CINTURÓN DE SEGURIDAD: DIVERSIFICACIÓN DE PAÍSES

¿Pero y si el país donde estamos invirtiendo, a pesar de invertir en todos los sectores y en muchos títulos, entra en crisis y esa crisis o estancamiento se prolonga por 5, 10 o 20 años? En ese caso el panorama de nuestra inversión no sería muy halagüeño. Para evitar ese riesgo lo que tenemos que hacer es no sólo invertir en fondos de inversión que inviertan en muchos sectores si no que también lo hagan a nivel global, en todo el mundo y en todos los países. De esta manera nos aseguramos que con el tiempo nuestra inversión va a obtener rentabilidad positiva. Con este grado de diversificación que hemos logrado puede que temporalmente tengamos rentabilidad negativa pero no por mucho tiempo. Puedes hundir temporalmente una boya en el mar pero tarde o temprano la boya emerge de nuevo a la superficie, aquí sucede los mismo, una inversión con este grado de diversificación tiende a subir a la superficie aunque temporalmente esté bajo agua ya que lo que refleja su comportamiento no es otra cosa que millones de seres humanos en todo el mundo intentando crear bienes y servicios que interesen a sus conciudadanos y sean rentables, refleja el progreso humano, la apuesta más segura a la que puedes acceder. Si eso fracasa el dinero no tendría ningún valor e iríamos comiéndonos los unos a los otros por las calles.

4º CINTURÓN DE SEGURIDAD: EL TIEMPO

Como acabo de indicar, incluso invirtiendo en todo el mundo, en todos los sectores puede que temporalmente la valoración de nuestra inversión sea negativa ya que la economía mundial puede entrar en crisis, algo factible si tenemos en cuenta que el mundo cada vez está más globalizado y que situaciones económicas producidas en un determinado país hoy en día tienen una correa de transmisión inmediata a otras zonas geográficas y económicas del globo. Por lo tanto tenemos que tener en cuenta que una inversión de este tipo debe tener un horizonte temporal de largo plazo, o dicho con otras palabras, en el momento de realizar la inversión debemos considerar que nuestra inversión va a durar 7-10 años sino más. Si hacemos inversiones en fondos de inversión de corto plazo estaríamos especulando y considerándonos lo suficientemente inteligentes e informados como para saber adivinar cuando es buen momento para comprar o para vender (algo terriblemente complicado) y no habríamos conseguido avanzar mucho respecto a la situación inicial del ciudadano que juega a bolsa. Así pues, invertir y mantener independientemente del momento del mercado en que nos encontremos, ya sea crisis profunda o crecimiento económico. Sino haces esto estás aumentando peligrosamente las probabilidades de tirar por la borda una apuesta segura, una inversión exitosa sí o sí.

El ser humano por naturaleza, y más tratándose de dinero, se deja llevar por las emociones tanto de euforia como de pánico, y dejarse llevar por ellas es sinónimo de fracaso en la inversión. Los mejores inversores del mundo como Warren Buffet o Benjamin Graham son firmes defensores de buscar la inversión “segura” y dejar que pase el tiempo, nada podrá evitar que la inversión consiga unos excelentes beneficios aunque en el corto plazo pueda haber situaciones donde tengamos pérdidas latentes.



Carlos Artero. La renta variable. Factor de incremento de seguridad y rendimiento.

Factor de incremento de seguridad y rendimiento. Carlos Artero para El Magacín.

5º CINTURÓN DE SEGURIDAD: APORTACIONES CONSTANTES

Con los cuatros cinturones ya sería suficiente para tener la máxima seguridad pero la guinda final es el 5º cinturón de seguridad mediante el cuál nos podemos aprovechar de las bajadas del mercado. Las crisis serán más breves que si no nos ponemos el cinturón.

Esta estrategia es ideal para generar ahorro para un objetivo de largo plazo, jubilación, amortización anticipada de la hipoteca, estudios futuros de los niños etc. De esta manera antes de gastar dedicamos una parte de nuestros ingresos mensuales a invertir en los fondos globales de los que estoy hablando, así y de manera constante cada mes, los grandes patrimonios se crean con disciplina. Donde quiero poner el foco es porque esta estrategia es buena incluso en momentos de crisis. Las épocas de crisis se caracterizan por bajadas de los mercados, o bajadas en las cotizaciones. Si hemos hecho una inversión en un fondo global y nos pilla una crisis no nos pasará nada si respetamos el horizonte temporal ya que tarde o temprano el mercado volverá a subir y obtendremos beneficios pero lo que a “toro pasado” sí podremos comprobar es que el precio al que invertimos era “malo” ya que al poco tiempo el mercado ofreció precios mucho más baratos o mejores. Pues bien, con la estrategia de aportación mensual te vacunas ante una hipotética situación de ese tipo ya que si los precios bajan de manera considerable tú estarás consiguiendo comprar o invertir cada vez más barato, estaríamos ante época de rebajas. Por supuesto que tú en ese caso estarías en la fase de compras de tu inversión y por lo tanto quieres precios baratos, cuando estés en fase de ventas querrás que el precio sea alto, algo que te aseguras con los fondos globales en el largo plazo.

Con estos 5 consejos o cinturones de seguridad la renta variable además de ser la opción más rentable se convierte en una opción de máxima seguridad, a prueba de situaciones de mercado y crisis de cualquier tipo. En el largo plazo el éxito es seguro como así lo demuestran las estadísticas desde hace 100 años, y como todos sabemos en los últimos 100 años hemos vivido las peores crisis económicas y las más devastadoras guerras políticas.

Así que si me alguien me pregunta que si le aconsejo invertir en renta variable le digo: SÍ, PERO CON LOS CINTURONES DE SEGURIDAD.

Economista (CEU) y Máster en Mercados Financieros (IES). European Financial Advisor (€FA) nº 14534. Mi vida la dedico a mi mujer y mis tres hijos, en el tiempo que me sobra trabajo como asesor financiero para particulares y familias, eso sí, todo lo hago escuchándo música.