Con el paso de los años, la mujer emprendedora ha tomado fuerza en la sociedad. Hasta ahora, veíamos que los hombres eran los empresarios, los que llevaban el control, pero por suerte hemos evolucionado. La sociedad cambia y cada vez son más las mujeres que se animan a comenzar un proyecto de negocio. Yo soy una de esas mujeres.

Desde muy pequeña, mi padre me inculcó la independencia, en todo sentido, incluido el laboral. Él siempre ha sido autónomo, ha sido empresario y he podido ver de buena mano los pros y los contras de esta forma de vida.

Los pros a tener en cuenta al ser tu propio jefe son:

  1. Autonomía. Eres tú quien toma las decisiones.
  2. Libertad de horarios.*
  3. Todo lo que ganes será para ti, no para otros.**
  4. Puedes ayudar a otras personas laboralmente.
  5. Puedes innovar.

*El ser autónomo o ser empresario no implica quedarse en la cama hasta las 10 y tomarse el tiempo libre que uno quiera, al menos no al principio, todo lo contrario, al empezar tu negocio siempre vas a trabajar duro y cuantas más horas mejor, pero si tienes cosas urgentes que hacer, no tienes ningún inconveniente.


**En cuanto a la ganancia económica, dependerá del tipo de negocio que emprendas y de si tienes o no personas a tu cargo.

“Cuando decidí emprender mi primer proyecto, realmente no estaba lista.”

Los contras a tener en cuenta de tener tu propio negocio o startup son:

  1. Mayor responsabilidad.
  2. Riesgo económico. Si la empresa tiene pérdidas, tú también.
  3. Inversión. Eres tú quien invierte el capital.
  4. Nunca estás 100% seguro de que tu negocio vaya a perdurar.

Para una persona emprendedora, tener estos puntos en cuenta ha de ser una prioridad, saber que ser la jefa no es algo fácil, no es sentarse a esperar que tu negocio funcione solo.

Cuando decidí emprender mi primer proyecto, realmente no estaba lista. Hice eso que al principio todos hacemos, rendirme.
Mi primer proyecto fue montar un estudio de fotografía, pero no creía en mí lo suficiente como para luchar por ello. Lo mismo me pasó con la empresa de maquillaje a domicilio y con la tienda online de cosas diseñadas gráficamente por mí (estilo Mr. Wonderful).

Cuando emprendes un negocio es muy importante creer en ti y en tu proyecto, si no, no funcionará.

Después de un tiempo trabajando para otros, me di cuenta de que no me gustaba nada, y cuando digo nada, es nada. Así que decidí investigar y ver que clases de negocio había en el mercado. Entonces di con las empresas MULTINIVEL, las cuales te proporcionan un producto y tú diriges el negocio como quieras. Entre las que encontré estaban Mary Key, Avon, Visalus, pero el método de trabajo no era algo que me hiciera especial ilusión.

Lo intenté con Mary Key años atrás porque una amiga mía me lo comentó, pero pronto me di cuenta de que tenía otras prioridades antes que ir casa por casa vendiendo los productos. Después di con Visalus, y aunque el producto me gustaba, no estaba muy convencida de que fuera a venderse tan bien como esperaba, así que me centré más en vender la oportunidad de negocio… Al final no terminó de cuadrarme.

Desistí por un tiempo, seguí buscando trabajo y luchando por hacer ganar dinero a otros, hasta que encontré la empresa definitiva con la que quise empezar a trabajar. Younique.


Younique es una empresa multinivel del sector de la cosmética natural que tiene un peculiar método de trabajo. Lo primero que me gustó de esta empresa fue que trabajas (vendes) a través de una página web, la cual ellos te proporcionan de manera gratuita. No tienes que hacer, si no quieres, reuniones en casa, y puedes ofrecer o compartir tu gusto por estos productos a través de las redes sociales, como son Facebook, con una Fan Page, Youtube, con un canal, Twitter e Instagram…

Sabrina Tizziana

Pero claro, empresas de cosmética hay muchas, por eso tuve que investigar qué ofrecía esta que me hiciese decidirme por ella.

  • Me fije en sus valores. Los cuales destaco mucho:
    • Younique creó una fundación antes de saber siquiera qué negocio y qué productos se iban a comercializar. Esta fundación es a favor de las mujeres que han sufrido abusos sexuales desde pequeñas.
    • No hay violencia animal, es decir, que no utiliza animales para testar sus productos, ni para realizar ninguno.
  • Su idea es dar valor, fortalecer, reconocer y aumentar el autoestima de mujeres de todo el mundo.
  1. Son productos con una base natural, los cuales contienen minerales y están libres de parabenos, gluten, soja…
  2. Otra cosa que tuve en cuenta fue el plan de compensación, es decir, las ganancias.
  3. El método de trabajo. Puedes hacerlo desde casa o salir a la calle. Es tu negocio, ellos te dan las herramientas necesarias y tú lo promocionas a tu manera.
  4. No te tienes que encargar de nada, ellos fabrican, ellos reparten. Tu única preocupación ha de ser promocionar la tienda y ayudar a que más mujeres emprendedoras se unan al movimiento.

Por todos estos motivos y muchos más, decidí emprender mi nuevo proyecto, decidí invertir un pequeño capital en probar estos productos, porque obviamente necesitaba saber si me gustaba o no, y así fue como todo empezó.

Así que invito a todas las mujeres emprendedoras como yo a luchar por lo que quieren, a investigar nuevas formas de hacer negocio, nuevas formas de emprender proyectos, y sobre todo, invito a TODAS LAS MUJERES EMPRENDEDORAS A SER DIFERENTES, a no repetir los mismos patrones siempre, pues lo de siempre ya no vale.

Espero veros pronto. Un gran saludo y gracias. Ojalá este artículo te sirva para dar el paso y emprender algo nuevo en tu vida.

Sabrina Tizziana
Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter

 

Artículos relacionados