Uno de los movimientos artísticos más importantes y reconocidos del Siglo XX es sin lugar a dudas el Arte Pop (Pop Art). Caracterizado por el empleo de imágenes de la cultura popular tales como los anuncios y cartelería publicitaria, los comics, la música o el cine, se fusionan o combinan entre sí aislándose de su contexto original para dar lugar a nuevas piezas y propuestas icónicas.

El movimiento como tal surge a mediados de 1950 en el Reino Unido y a finales de los años 1960 en los Estados Unidos  mostrando un concepto que no hace tanto énfasis al arte como tal, sino a las actitudes que lo conducen.


Muchos serán los artistas que se unirán a esta corriente utilizando el gran torrente de posibilidades iconográficas que les rodeaban. Es el caso de Roy Lichtenstein, Takashi Murakami o el considerado padre del Arte Pop, Andy Warhol.

Pero detrás de los retratos de Marilyn Monroe, Audrey Hepburn o la famosa lata de tomate Campbell, hay más PopArt que conocer. Nuevas propuestas que hacen que esta corriente se mantenga viva y en constante crecimiento ya sea reciclando los viejos iconos o introduciendo los nuevos que nacen día a día.

Dani Mayo. Arte Pop. El Magacín.

Muchos son los artistas contemporáneos actuales que siguen la estela Pop, pero si hablamos de uno diferente y especial que sin lugar a dudas apuesta por una nueva visión de la misma, ese es el vallisoletano Dani Mayo y su particular y personal Mundo Pop, un mundo repleto de chicas supersexys de expresivas miradas, labios grandes y colores limpios y potentes que transmiten entusiasmo con solo mirarlos. Un mundo donde todo puede ocurrir.

  • Te presentas como un artista totalmente autodidacta sin ningún tipo de formación en la rama de las Bellas Artes. Estudiaste Turismo, pero ¿cuándo te diste cuenta de que te habías equivocado de vocación?

Siempre lo he sabido. Sé pintar desde que tengo uso de razón. Cursé Bachiller Artístico pero al finalizarlo me faltó madurez para ingresar en la Facultad de Bellas Artes y lo aparqué como una mera afición o hobby. Como soy muy extrovertido, la carrera de Turismo me pareció adecuada para mí.

Dani Mayo. Mara en el Palacio Real de Madrid. El Magacín.

  • ¿Y cuándo decidiste cambiar de rumbo y apostar por lo que realmente querías hacer?

Nunca dejé de dibujar y pintar. Durante mis estudios universitarios y mi trayectoria laboral en el mundo aeroportuario, compaginaba mis días libres haciendo lo que más me gustaba; pintar. Debuté muy joven como dibujante de fanzines manga y haciendo pequeños trabajos, pero a los veintipocos años después de ganar un par de concursos y ver la aceptación del público ante mis creaciones, me di cuenta que había llegado el momento de compartir todo lo que tenía dentro con el mundo. ¿Miedo a mostrar mi trabajo? No lo creo, simplemente fue inmadurez.

  • El talento se tiene o no se tiene, y eso no hay manera de aprenderlo en ninguna escuela. ¿Este es el razonamiento de un autodidacta?

Por supuesto. Personalmente creo que con el talento se nace y ya depende de ti que lo descubras y quieras desarrollarlo. Aunque sé que mucha gente no piensa igual, para mí no es lo mismo ser pintor que ser artista. Una vez tienes la materia prima hay que educarla todos los días hasta dominarla y hacerla tuya.

Dani Mayo. Chica en bañador. El Magacín.

  • ¿Cómo nace tu estilo, que defines como una nueva visión del arte pop?

Un artista, si quiere crear tendencia y destacar en este mercado del mundo del Arte, tiene que sorprender con algo nuevo al público. Es muy difícil crear algo completamente diferente porque realmente todo está inventado, pero sí que es interesante darle un giro de tuerca, y ofrecer, dentro de la corriente en la que tú te sientes cómodo, una nueva salida o vertiente.

El mundo del cómic, la animación, la cartelería, la ilustración publicitaria y el Art Decó son mis principales fuentes de inspiración con las que he aprendido y crecido como artista. El Arte Pop lo que reúne, y que a mí siempre me ha gustado, es esa técnica tan plástica con colores depurados y limpios acompañando a composiciones icónicas muy llamativas cargándolas de fuerza… No me interesa volver a dibujar a Marilyn Monroe u Audrey Hepburn, que son los grandes iconos que se han asociado siempre al mundo del Arte Pop. El mundo de Dani Mayo son obras de gran formato, en las que aplico todo lo que he ido aprendiendo estos años donde los protagonistas son mis propios personajes, iconos y escenarios fusionados con una técnica manual tan cuidada que mis obras parecen más un poster digital que un cuadro pintado a mano.


  • Los comienzos serían duros. ¿Recuerdas tu primera exposición?

Los comienzos siempre son complicados. Desgraciadamente nos movemos en un mundo donde los contactos pueden abrirte muchas puertas y al principio si tu firma no es conocida tu talento pasa a un segundo plano, aunque siempre tuve el gran apoyo de mi hermano mayor, que es mi mayor fan. Él siempre me animó a continuar, decía que yo era especial. Cuando tuve un pequeño fondo de armario, envió mi portfolio a varias galerías de Madrid y una de ellas, se interesó por mi obra. Aunque lo habitual es empezar exponiendo en colectivas, dijeron que mi estilo era tan personal que no necesitaba ir con nadie y que querían que debutara de forma individual. Me pidieron entre 20 y 25 obras, así que estuve un año trabajando a piñón para crear la colección completa que vio la luz el 19 de septiembre de 2011. Recibí unas críticas muy buenas pero las ventas fueron nefastas. Sólo una coleccionista de arte, me compró un cuadro y me dijo: “Voy a comprar tu obra por dos razones, la primera porque me encanta y la segunda porque en el futuro esto va a valer millones”.

  • El momento de vender una obra debe ser muy especial. ¿Cómo te sientes en ese momento?

Es la razón de todo. Creo que un artista es un creador de sueños que comparte sus creaciones para regalar felicidad a los demás. Cuando yo vendo una de mis obras, el saber que entre toda la oferta artística del mercado, el espectador se enamora de mi obra, es el mejor pago para mí.

Dani Mayo. Bocetos. El Magacín.

  • ¿Cómo empieza a moverse en el mundo del Arte un artista tan joven completamente solo?

Bueno, los primeros años fueron muy duros pero estás tan lleno de energía que nada se te pone por delante. Este mundo es como el campo, tienes que trabajarlo mucho y no gratis pero sí con muchos trueques hasta recoger los frutos. Comencé mi carrera con unos precios no muy altos donde mi propósito era mover mi obra y darme a conocer. Soy de los que piensan que cuando no eres nadie, por muy bueno que sea tu trabajo, tienes que moderar tu caché para hacerte un sitio y crear tu marca, tu estilo. Necesitas un cierto rodaje para que los representantes artísticos se fijen en tu obra y quieran apostar por ti.

Nunca he regalado mi trabajo, me parece una falta de respeto hacía mi profesión y mis compañeros. Tu trabajo, tiempo y creatividad tiene un precio. Debemos educar y concienciar al público de ello.

Vi las posibilidades que ofrecía mi trabajo no solo en el mundo del coleccionismo e hice un listado de aquellos campos donde podía ir introduciendo la cabeza (revistas de moda y tendencias, publicaciones y editoriales, publicidad, decoración…) y poco a poco fue dando mi toque de color a todas ellas para ir abriendo mercado y que mi nombre empezara a sonar.

Actualmente estoy en un punto gratificante. He conseguido crear un estilo artístico que la gente identifica y reconoce. Tengo algo especial que distingue mi obra de las demás. Cuando la gente ve ese colorido, mis personajes de ojos grandes y expresivos junto con una técnica tan depurada, saben que es un Dani Mayo y es algo que me llena de orgullo.

Dani Mayo. Gina Fever. El Magacín.

  • ¿Qué inspira a Dani Mayo?

A mí todo me inspira y en cualquier lugar o momento puedo encontrar la inspiración. Siempre llevo una libreta en el bolso y por supuesto el móvil para captar con la cámara cosas que veo, me gustan y que pueden ser utilizadas en mi próxima creación. Más de una vez he parado a gente por la calle para hacerle una foto a su abrigo o sus botas.

  • ¿Qué artistas inspiran a Dani Mayo?

Hay muchos artistas que admiro y me inspiran pero sin lugar a dudas mi favorito es Alfons Mucha. El mundo del cartel decorativo siempre me ha llamado mucho la atención. El tratamiento del color que él tiene, sus composiciones femeninas acompañadas de complementos, adornos y elementos decorativos simétricos perfectos, me parecen fascinantes. Dentro del mundo del comic, mi artista favorito es la dibujante de manga japonesa Naoko Takeuchi, mundialmente conocida por su famoso shojo-manga Sailor Moon.

  • En todas tus obras representas personajes, y casi siempre mujeres. ¿Por qué?

Me fascina el mundo de las mujeres, el abanico de posibilidades que ofrece es una fuente inagotable de inspiración para mí. Mis cómics favoritos siempre han sido aquellos donde las protagonistas son féminas fuertes, valientes y muy guapas. Me gusta que mis personajes conecten con el espectador, que le miren, le sonrían y le transporten a su mundo. Me encanta que mi público se sienta identificado con mis personajes.

Dani Mayo foto. El Magacín.

  • En una profesión que día a día va siendo invadida por la tecnología digital, tu trabajo continúa siendo 100% manual, trazo a trazo y pincelada a pincelada.

Me gusta el contacto de mis manos con los materiales y que de la nada salga algo. Me gusta ver cómo se va formando la composición, poco a poco, con cada trazo, pincelada. El contacto directo que tengo con mi obra me hace sentir vivo. Si pierdo esa sensación nada de lo que haga tendrá sentido porque perderé ese poder creativo que tanto me satisface.

  • ¿Cómo es tu proceso creativo?

El proceso empieza con una idea y una hoja de papel donde voy bocetando ideas hasta tener claro lo que quiero hacer. Cuando tengo el boceto, lo paso a limpio, lo fotocopio y hago pruebas de color con acuarela. En el Arte Pop la monocromía es garantía de éxito. Con estas pruebas veo cómo empastan los colores y dependiendo de su salida final, selecciono uno u otro soporte para trabajar. Generalmente madera para obras de gran formato, cuadros y exposiciones y papel de dibujo de gran gramaje para revistas, publicaciones o cartelería. La pintura es siempre acrílica, que bien diluida me permite trabajar con capas y conseguir ese efecto plástico y perfecto de colores vivos y definidos.

  • Si tuvieras que destacar un trabajo, proyecto o exposición del que te sientas muy orgulloso, ¿cuál sería?

Todos son especiales y diferentes. Todos me han aportado muchas cosas y con todos ellos he aprendido cosas, pero si tuviera que elegir uno, destacaría cuando fue elegido por la ciudad de Valladolid como artista abanderado para representar el Día Internacional de la Mujer diseñando una plaza con obra exclusiva para el evento. Gustó tanto que una decoración que en principio iba a ser temporal se quedó de forma permanente.

Princesa Leia. Dani Mayo. El Magacín.

  • ¿Cuál es la fórmula del éxito?

Disciplina, organización, constancia y una pizca de ilusión.

  • ¿Por qué crees que esta corriente artística sigue en auge? ¿Cuáles son sus principales atractivos?

 Creo que hablamos de un movimiento artístico que nunca pasará de moda porque va unido a una simbología tan familiar para el espectador que hace que este lo reconozca rápidamente. El abanico de posibilidades que presenta es infinito. Las iconografías que le acompañan nunca tienen fin en un mundo de constantes cambios y consumismo masivo. Día a día nacen nuevos personajes, imágenes o marcas que nos acompañan en nuestro día a día. Eso unido a los clásicos que nunca mueren y siguen siendo tendencia, hacen que esta corriente no agote sus recursos.


  • ¿Qué es para ti el Arte?

Para mí el arte es una manifestación personal e íntima, que compartes con los demás. Tiene que despertar algún tipo de sensación, (positiva o negativa) que estimule o capte la atención del espectador.

 Puedes seguir a Dani Mayo en su web, en Facebook, Twitter o Instagram.

Artículos relacionados