El mercado laboral es cada día más competitivo y hay que destacar para lograr los objetivos profesionales que deseas. Esto implica una inversión de tiempo y de esfuerzo para no pasar desapercibido: ¡enfócate en destacar!

Antes de comenzar queremos hacerte una pregunta ¿sabes que está en tus manos incrementar o no las posibilidades de obtener el empleo que anhelas? ¡Sí!, una buena parte del éxito en la búsqueda de empleo está en tus manos. Si bien hay aspectos que no puedes controlar en el proceso de búsqueda hay otros muchos que sí. Estáte atento a las recomendaciones que te daremos a continuación para que destaques entre los demás.


¿Qué debo tener en cuenta? ¿Está bien presentado mi CV? ¿Estaré buscando adecuadamente en las redes sociales?

Una recomendación inicial y básica para enfocar tu búsqueda es conocer bien cuáles son tus fortalezas y habilidades profesionales y académicas, esto te permitirá enfocarte en la búsqueda de empleos para aquello en lo que eres realmente bueno, de esa manera será mucho más probable que puedas destacar entre los demás, y tener mayor claridad al momento de describir lo que has hecho y lo que te gustaría hacer.

¡El currículum vitae no es un requisito, es tu oportunidad!

Seguramente eres consciente que debes tenerlo antes de iniciar una búsqueda de empleo; y es así, porque el CV es esa puerta de entrada para destacar entre los demás y quedar fijado en la mente de la persona que este iniciando un proceso de selección, no te lo tomes como un simple requisito. Ten en cuenta que a través de lo asertivo que seas en mostrar de la mejor manera posible tus habilidades y conocimientos, más probable será que alguien se fije en tu CV antes que el de otros. A fin de cuentas, el objetivo del Currículo es obtener una entrevista ¿o no?

La forma en que esté presentado tu CV puede causar dos efectos: interés en seguir conociendote y contactar contigo, o ser descartado por resultar poco atractiva la manera de mostrar la información.

Para lograr el primer efecto, te damos algunas recomendaciones que como profesionales que han ejercido la selección de personal nos gustaría que tomes para ti:

  • Basta de sufrir colocando tu currículo en una sola hoja: si bien es cierto que no debe ser muy extenso, no debes disminuir las letras ni los márgenes solo para cumplir esa regla, ya que puede perder atractivo visual y ser descartado por el reclutador.
  • Coloca las  funciones y responsabilidades que tienes en tu puesto de trabajo y no las tareas cotidianas que allí realizas. Es importante estar atento a los verbos utilizados, por ejemplo no es lo mismo decir “realizar llamadas a los clientes” que “aumentar la cartera de clientes”. No tiene el mismo impacto, ¿cierto? Realizar llamadas es probable que ocupe tiempo de tu día a día pero es una actividad que va atada a la responsabilidad del cargo que es aumentar la cartera de cliente en la organización.
  • Los detalles sí importan. Quien hace el proceso de selección se fija en los detalles, así que por favor no utilices correos de cuando tenías 12 años con nombres poco profesionales (por ejemplo: gatita666@hotmail.com o rubita98).
  • Hazlo fácil de leer: Utiliza fuentes clásicas, esto permitirá que la lectura sea más rápida para el reclutador y no desviará su atención, puedes usar letras como Calibri o Arial.
  • Incluye la URL de tus perfiles en línea: las tendencias del reclutamiento 2.0, donde los reclutadores atraen a los candidatos a través de las redes sociales, hacen que sea muy importante tener impecable tanto tu cv como tus redes profesionales.
  • Usa palabras claves en tu CV: Analiza cuales son las de tu posición y de la industria, ya que el reclutador cuando lee cientos de currículos busca ciertas palabras claves relacionadas con su búsqueda y facilitarás tu posicionamiento en las redes sociales. Esto hará más fácil que seas ubicado en el momento de hacer una búsqueda. Afina lo máximo posible la descripción de tus conocimientos y habilidades.
  • Incluye tus logros: incluye dentro de tu trayectoria aquellos proyectos, metas alcanzadas y actividades que agregaron valor a la empresa. Utiliza datos cualitativos y cuantitativos, por ejemplo: incrementé en 15% las ventas de los productos de la empresa.
  • ¿Hablas idiomas? Inclúyelo y sé muy sincero en el nivel de dominio del mismo. Quienes manejan más idiomas incrementan la posibilidad de obtener empleo a nivel mundial. Sin embargo, si indicas un nivel mayor al que realmente dominas, lo más seguro es que en la primera aproximación con el reclutador seas descartado.

¿Ya tienes tu CV listo? ¡Adelante con el próximo paso!

Ahora que ya tienes tu cv adaptado a estos consejos, te comentamos que ya no basta con lograr un CV ideal, debes estar preparado para cada fase de la búsqueda de empleo, empezando por ¿cómo buscar? Es importante que puedas detenerte a pensar que es lo que deseas y no lograr, para que enfoques tu atención en ofertas acordes a tu necesidad.


Para algunos, la fase de inicio de búsqueda de empleo es la que más desesperación puede generar, por no ver resultados inmediatos, pero una vez superada ésta fase lo demás son solo oportunidades que aprovechar. Claro, es muy importante que mantengas una actitud positiva ante la búsqueda y eso implica actuar de la misma manera, incorporando todas las mejoras posibles a lo que has venido haciendo suponiendo que demores mucho en ver resultados.

A continuación, te mostramos algunos de los errores más comunes al buscar trabajo online, es decir, lo que NO debes hacer:

  • No descartes ninguna fuente de empleo: existen diversas vías para obtenerlo, por ejemplo: bolsas de empleo, contactos personales y redes sociales, webs de empresas, entre otras. Es importante que incluyas en la búsqueda palabras clave similares a las que colocas en tu CV, de ésta manera serás más efectivo y ganarás terreno.
  • Restar importancia a los contactos: ¿esperar que te contacten o establecer contactos? Muchas de las ofertas de empleo se dan entre conocidos. Si bien las fuentes citadas anteriormente generan volumen de ofertas entre las cuales podrías destacar, es muy valioso que hagas contacto con personas con las que hayas trabajado o con personas que puedan referirte a plazas vacantes en su empresa. También puedes revisar por ejemplo en linkedin las empresas que más te interesan y ubicar contactos propios o de terceros que trabajen allí para enviarles tu CV. Cuantos más contactos hagas con tus conocidos o redes sociales más incrementas las posibilidades de éxito.
  • No ser selectivo: aunque sabemos que puede ser angustiante buscar continuamente sin éxito en el intento, no es recomendable postularse a todas las plazas que veas publicadas, ya que muchas empresas y bolsas de trabajo poseen bases de datos donde se registran todas tus postulaciones, y puede crearte una mala imagen con los reclutadores además de que no ayudas a tu posicionamiento.
  • Autoexcluirse: el otro lado de la moneda. No dejes de atender a postulaciones de trabajo por no poseer todos los requisitos. No existe el candidato perfecto, debes aplicar a aquellas ofertas cuyos requisitos coincidan con la mayoría de las características de tu perfil y no dejar pasar las oportunidades.
  • Mentiras blancas: colocar en la hoja de vida “mentiras blancas” perjudica  tu credibilidad, ya que para un reclutador experimentado será fácil darse cuenta en la primera llamada telefónica o en la entrevista de que estás mintiendo, y quedarás inmediatamente descartado.
  • Enviar cartas de motivación prediseñadas: estas cartas son hechas para presentarte al reclutador y demostrar que te motiva del empleo, para esto debes tomarte tu tiempo y ser auténtico en tu presentación.
  • Descuidar tu imagen en las redes: una foto profesional, compartir o crear artículos de Internet pueden favorecer en gran medida tu búsqueda de trabajo, así que a cuidar esas redes sociales.

Esperamos apliques estos consejos en tu proceso de búsqueda de empleo y estamos seguros de que esto te ayudará a posicionarte de la manera que deseas. Todas estas recomendaciones son producto de nuestra experiencia en el lado del reclutador, y hemos querido compartirlas contigo. ¡No desistas! El trabajo de tus sueños está fuera, afina tus instrumentos para obtener la tan deseada entrevista.

¡Sobre esa fase también podemos ayudarte! Visítanos.

Artículos relacionados