En los últimos meses hemos sido testigos del gran poder que han acaparado las mujeres que se dedican a la política en este país.
Mujeres que repiten en su cargo como la presidenta de la Junta de Andalucía (Susana Díaz), políticas “novatas” como la alcaldesa de Barcelona (Ada Colau) o la alcaldesa de Madrid (Manuela Carmena) entre otras. Todas ellas no solo nos venden los ideales o programas de su partido político, sino que, con su vestimenta también nos venden su imagen.


Señores, todo es puro marketing. Todos aquellos que contamos con cierta edad nos acordamos de la famosa chaqueta de pana que puso de moda Felipe González o la cazadora de piel de Trinidad Jiménez. A todos nos chocaría ver a las representantes de Podemos enjoyadas o a las representantes del Partido Popular con camisetas, tejanos y chanclas durante sus intervenciones…

Cristina Cifuentes.

Cristina Cifuentes.




En cuanto a estilismos se refiere encontramos estilos totalmente opuestos. En un extremo encontraríamos a las representantes de Podemos (Ada Colau y Manuela Carmena) que basan su imagen en camisetas, pantalones y chaquetas de punto o americana básicamente. Prendas en colores bastante sobrios sin apenas abalorios ni estampados y de líneas anchas. En cuanto al cabello lo muestran totalmente desaliñado, cosa que, tirando de hemeroteca vemos que dista un poco de su look anterior tanto en una como en otra. Como mucho la Sra. Carmena se permite “el lujo” de ponerse unas perlas o unos discretos pendientes.

Ada Colau y Manuela Carmena.

Ada Colau y Manuela Carmena.

En definitiva, nos quieren vender que son mujeres que no le dan importancia ni a su indumentaria ni a su imagen, que su poder económico no les permite vestir prendas de grandes firmas ni grandes joyas, esto es, una imagen austera de sí mismas. Evidentemente todo es marketing, puesto que ambas tenían un sueldo bastante elevado para los tiempos que corren antes de ocupar los cargos que ahora ostentan como alcaldesas.

Dolores de Cospedal y Susana Díaz.

Dolores de Cospedal y Susana Díaz.

En el otro extremo encontramos a aquellas políticas que siguen la moda e incluso marcan tendencia, como la representante popular Cristina Cifuentes, que muestra una feminidad exquisita. Hablar de la presidenta de la Comunidad de Madrid es hablar de una política elegante, que a nuestro parecer, casi siempre acierta en sus estilismos, y sobretodo no renuncia a mostrar una imagen “seductora”. La Sra. Cifuentes se atreve con todo: colores estridentes, taconazos, escotes y hasta tatuajes por todo su cuerpo… aunque su seña de identidad es la cola de caballo. Ella la ha vuelto a poner de moda, e incluso, ya hemos visto a la representante de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con dicho peinado a imagen y semejanza de su adversaria política.

Inés Arrimadas y Cristina Cifuentes.

Cristina Cifuentes e Inés Arrimadas.

Inés Arrimadas es otra de las políticas españolas que demuestran que para ganarse un puesto en un “mundo históricamente de hombres” no hay que renunciar a una vestimenta femenina y elegante. Eso sí, últimamente la hemos visto en diferentes ocasiones vistiendo de azul… ¿será un guiño al Partido Popular? je,je,je. Tanto una como otra quieren que la mujer joven y actual se sienta identificada con ellas votando al partido político que ambas representan.

Inés Arrimadas y Cristina Cifuentes.

Inés Arrimadas y Cristina Cifuentes.




Flaco favor nos hacen las políticas que para hacerse un hueco en esta profesión acaban vistiendo como ellos con trajes de lo más aburrido.

También encontramos a políticas como Susana Díaz o María Dolores de Cospedal que son mujeres de hoy, con buena imagen, pero que suelen apostar por looks muy serios no acordes a la edad que tienen. La representante del Partido Popular es una mujer realmente guapa (de hecho fue Miss Albacete) pero, por poner un ejemplo, su corte de pelo es anticuado y no le favorece. En la misma balanza ponemos a la presidenta de la Junta de Andalucía, una mujer joven y guapa pero que no sabe sacarle provecho a su belleza natural. Ambas representantes políticas visten de manera excesivamente sobria en su día a día, dejando sus pequeños guiños a la moda únicamente en sus ratos de ocio.

María Dolores de Cospedal y Susana Díaz

María Dolores de Cospedal y Susana Díaaz.

¿Con qué política os quedáis?,¿Con qué look os sentís más identificadas?,¿Creéis que una mujer tiene que renunciar a su feminidad para triunfar en un mundo históricamente de hombres?

Nuestra AMISTAD se escribe en mayúsculas. Asesoras de imagen. Compartimos la pasión por la moda y el buen gusto. No hay problema que no se solucione con una copa de buen vino y un ratito juntas. Nuestra filosofía de la vida: vive y deja vivir.

Artículos relacionados