Es posible que alguna vez te haya pasado, hablando de viajes, que alguien te suelte aquello de “¿No has ido nunca a Praga?”, haciendo que te plantees seriamente si es que eres la única persona del planeta Tierra que no ha estado en Praga. La capital checa es un destino turístico de manual, uno de esos sitios que hay que visitar. Pero, realmente, ¿es para tanto? La respuesta es que sí.