Líbano no es una destino muy popular entre los turistas y los viajeros – ¡y es una lástima! Este minúsculo país, de una superficie más pequeña que la comunidad de Asturias, tiene muchas cosas que ofrecer, para todos los gustos. Lo que quieras: mar, montañas, sol, nieve, deportes acuáticos, deportes de nieve, ciudades modernas, pueblos tradicionales… Podría seguir enumerando durante horas.