La figura del “blogger”, un movimiento que actualmente está revolucionando las redes sociales, parece estar comiendo terreno al profesional de comunicación y marketing, pero… ¿cuál sería la mejor opción para la comunicación de la empresa?

Mi nombre es Beatriz Rodríguez, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Vigo y, en el mundo “blogger” soy conocida como Carla Méndez. Estas dos facetas me llevaron a crear una página web, con formato de blog en la que, ambos perfiles pudieran consolidarse en la misma persona.

Por una parte, la “blogger” de moda, vive intensamente la moda, en este caso, se ilusiona enormemente con los eventos a los que asiste, disfruta de los “encuentros blogger” al máximo, descubriendo novedades que compartir con sus lectores, acerca de nuevos productos, servicios, marcas…

Por otra parte, está el perfil profesional, licenciada en la rama de la comunicación y, en esta versión, ofreciendo un servicio a la empresa, las publicaciones van mucho más allá… ya no solo cuenta el sentir o el descubrir, sino que, además, es indispensable ofrecer el servicio que la empresa necesita, bien sea una acción de comunicación o relaciones públicas (eventos, shopping days, etc.) o cuestiones más amplias como elaborar estrategias de marketing online con el fin de conseguir alcanzar unos determinados objetivos en un período de tiempo.


Entonces… llega la cuestión, ¿qué es más apropiado para la empresa? ¿Contar con los servicios de un “blogger” u optar por la figura del profesional de comunicación? o incluso, ¿Se podría decir que la figura del “blogger” podría sustituir al “experto en marketing”?

Desde el punto de vista de las dos facetas y realizando trabajos de ambos ámbitos, puedo y debo asegurar que no, en ningún caso podría confundirse una figura con otra, y a continuación explico las razones que me llevan a decantarme por una negativa rotunda.

“He realizado colaboraciones como blogger y he recomendado a empresas que contacten con una blogger como acción de comunicación para su marca”, en esta afirmación radica el fundamento de que pueda dar una perspectiva del tema amplia, puesto que conozco ambas posiciones en primera persona.

Mi negativa rotunda a que los dos conceptos nos lleven a la confusión, o al menos a la empresa cuando busca mayor repercusión en sus públicos a través del medio online, se basa en que, desde mi perfil profesional, y gracias a mi formación en el campo de la comunicación, puedo y debo asegurar que un profesional de la comunicación sería necesario para cualquier empresa, sin embargo la figura “blogger”, no siempre es necesaria para la comunicación de una empresa.

¿Cuál sería la diferencia? Si la empresa opta por el profesional de comunicación, estará apostando por buscar un camino a seguir para alcanzar a sus públicos objetivos, ya sea en el medio offline u online, a través de la estrategia, a partir de la cual, se marcarían unos pasos a seguir hacia la meta (lo que denominamos acciones de comunicación), por medio de las que alcanzaremos el objetivo marcado por la empresa.

El profesional de comunicación puede orientar a la empresa, marca o negocio, en cuanto al medio en el que debe hacer hincapié y en el que debe estar más presente y, en función del público objetivo, el profesional podrá recomendar uno o varios medios, en los que puede que sí esté presente el marketing online, pero también cabe la posibilidad de que no.

Tan variadas son las empresas hoy en día en el mercado, como las personas que habitan en el mundo, y tan únicas sus cualidades que sería un tremendo error agruparlas a todas, y cada una de ellas, en el contexto online. Por tanto, ha de ser una persona especializada la que pueda ofrecer un consejo profesional para orientar la comunicación de la empresa, en función de su público y de los objetivos que se marque.

Aquí llega la polémica, cuando la empresa opta por la figura blogger, (más económica en la mayoría de los casos), ¿puede ofrecer el mismo servicio? Para no decantarnos por una respuesta afirmativa o negativa, diremos que la empresa que realiza una colaboración blogger realiza una acción de comunicación, mientras que, la empresa que se decanta por el servicio del profesional de comunicación opta por un servicio que le llevará a alcanzar unos objetivos concretos con su negocio o marca.

Tal sería ese servicio que podría ofrecer acciones tan distintas y dispares que irían desde el refuerzo de las relaciones públicas en la empresa, la realización de eventos, un cambio o mayor difusión de la Identidad Corporativa de la misma, mayor difusión de la información en cuanto a sus productos y servicios, y, todo ello, enfocado y realizado única y exclusivamente para un determinado medio, de forma que la empresa consiga que su información llegue al público objetivo de su marca.

La figura “blogger”, en colaboración, y como acción de comunicación es, a su vez, muy potente. No aporta toda la variedad de ofrecer recomendaciones o enfocar la comunicación de la empresa hacia determinados objetivos, sin embargo, tiene un arma de gran valor y es que, puede dar a conocer un producto entre sus seguidores (fieles al blogger), mostrar su sincera opinión con ellos acerca del producto o servicio en cuestión, ofrecer mayor visibilidad a la empresa, e incluso dar notoriedad a la misma en el mundo online.


Llegado a este punto, ¿podríamos caer en la confusión, como empresa, de confundir la figura del profesional de comunicación con la figura “blogger”? Con la información anterior, podemos ver la diferencia claramente, sin lugar a confusión alguna.

Mientras el “blogger” o  la “blogger” puede ser una potente herramienta de marketing online para una empresa, que elija aquel “influencer” que posea seguidores con las mismas características que su público objetivo, al cual se dirige la marca, la figura del profesional de comunicación establece las pautas a seguir, determinará qué medio es más apropiado para la empresa, si se necesita de acciones de marketing online o marketing offline

Y dentro de esa estrategia del profesional de comunicación, en un caso en el que la empresa busque visibilidad y notoriedad, a través del marketing online, en ese mismo caso, la figura del profesional podría recomendar realizar una acción de comunicación con un “blogger” o “bloggera” que se vea dentro del mismo sector, con un público seguidor afín al público objetivo de la marca y con unos valores similares a su propia Identidad Corporativa.

En conclusión, una fina línea separa dos figuras profesionales de la comunicación, que ofrecen resultados totalmente distintos para la empresa, dos conceptos que no debemos confundir puesto que, cada cual cumple una misión, distinta, en la estrategia de comunicación de cualquier empresa.

Artículo escrito por Beatriz Rodríguez Loureiro
(
conocida en el mundo “blogger” como Carla Méndez)
Síguela en 
Facebook, Instagram y Twitter.

Artículos relacionados