¿Estarán en lo correcto los productores de Hollywood empeñados en realizar secuelas, precuelas y remakes? ¿O simplemente nos dan aquello de lo que están seguros que vamos a ver? ¿O es un poco de ambas cosas? Si echamos un vistazo a la taquilla mundial de los últimos años, hay franquicias que se repiten y personajes que se resisten a salir de la pantalla grande encarnados por distintos actores y actrices y bajo el punto de vista de distintos directores. 

La saga de James Bond cumplió 60 años en el 2012, el detective John McClane hace relativamente poco cumplió su quinta entrega, de la que va camino Indiana Jones o Jack Sparrow en ‘Piratas del Caribe’ próximamente. Son solo algunos ejemplos de que, aquello que nos gusta, queremos volver a verlo una y otra vez.


Si hay un personaje que repite éxito tras éxito ese es el de la dupla Batman / Bruce Wayne. Ni sus creadores, Bob Kane y Bill Finger, imaginaron que un personaje nacido de la oscuridad y destinado a combatir el crimen, iba a tener tantísimo éxito. Pero hay algo que nos fascina del multimillonario afincado en la ciudad de Gotham y que debutó por primera vez en una historia titulada «El caso del sindicato químico», dentro de la revista número 27 de Detective Comics en mayo de 1939.

Para verlo en una pantalla tuvimos que esperar casi treinta años (aunque hubo una serie anterior, ‘Batman y Robin’, de 15 capítulos estrenada en 1949 con Robert Lowery que no he visto) cuando Adam West se enfundó aquel vergonzoso traje y nos hizo vivir las peripecias del hombre murciélago en la famosa serie de televisión, con unas peleas esperpénticas. Aquel show, visto hoy en día, produciría la carcajada de la generación actual acostumbrada a efectos digitales pero, en cambio, los que siendo niños crecimos y disfrutamos de la inocencia y primer acercamiento al mundo de Batman, no podemos más que sonreír y recordarla con cariño. Aquella serie estuvo en antena desde 1966 hasta 1968 y con más de cien episodios emitidos. Tanto éxito obtuvo que el mismo elenco participó en la película ‘Batman’, estrenada en 1966.

Serie Batman de los años 60. Adam West. El Magacín.

Otros treinta años pasó en el olvido, hasta que llegó Tim Burton, frustrado ante la imposibilidad de rodar su versión de Superman con Nicolas Cage como protagonista y se embarcó en la producción del ‘Batman’ de finales de los 80.

Christopher Reeve y Nicolas Cage como Superman. El Magacín.

Sí, aunque parezca una broma Nicolas Cage iba a ser el Superman de Tim Burton en la adaptación que el director preparaba en 1997. Se iba a titular Superman Lives, y era un guión que ya había sido desechado por Kevin Smith, Wesley Strick o Dan Gilroy. Pero esa es otra historia… sigamos.

Nicolas Cage como Superman. El Magacín

La estética de Burton en el ‘Batman’ de 1989 envolviendo perfectamente el halo oscuro que siempre ha rodeado al personaje, hizo que la cinta fuese un éxito de público y crítica. Aunque la trama pueda ser un poco infantil y Jack Nicholson robe muchísimo protagonismo al hombre murciélago, aquel Batman supuso un punto y aparte para el personaje y confirmó la tendencia que empezaba a surgir en Hollywood: las películas de superhéroes pueden ser un verdadero filón.

La magnífica recepción que tuvo aquella entrega obligó a Burton que no quería hacerla, pero lo había firmado por contrato, a dirigir una secuela de la misma calidad que su predecesora: ‘Batman Vuelve’, con una impresionante Michelle Pfeiffer en el papel de Catwoman y un casi irreconocible Danny de Vito como Pingüino. La película volvió a ser respaldada por el público, ansioso de nuevas aventuras de Bruce Wayne. Pero no hubo manera de convencer a Burton, ni de convencer a Keaton, el más sobrio de los actores que le han interpretado.

Evolución del Batmóvil o Batimóvil. El Magacín.

El testigo recayó en Joel Schumacher, uno de los hombres más odiados por los fans de Batman. Lo cierto es que Schumacher no estuvo muy acertado e, intentando continuar con la labor y estética implantada por Burton, se encargó de dirigir las dos secuelas siguientes sin éxito: ‘Batman Forever’ y ‘Batman & Robin’, a cada cual peor. Servidor va a partir una lanza en favor de la primera asegurando que no es tan mala como parece y, aunque tiene unos villanos muy pasados de rosca (Tommy Lee Jones y Jim Carrey) y a un Val Kilmer bastante soso, la película tiene un pase decente. De esas que si uno pilla en la televisión un domingo por la tarde, te quedas embobado, tirado en el sofá, viéndola. Pero claro, tras las dos primeras, el hombre murciélago se merecía algo mejor. Otra cosa distinta es la segunda.

Es curioso el caso de ‘Batman & Robin’ porque, mientras la veía en el cine, no me daba cuenta del esperpento que estaba pasando ante mis ojos. Simplemente no me había gustado, pero no me había parecido tremendamente mala. Una película de Batman que no volvería a ver hasta el día que estrenaron ‘Batman Begins’. Aquel día, por casualidad, echaban en Telemadrid el último intento de Schumacher por llevar a la gran pantalla las aventuras de Bruce Wayne, ahora encarnado por George Clooney y con Arnold Schwarzenegger y Uma Thurman como villanos. Ese día me di cuenta de lo pésima que era, de lo mal dirigida que estaba, de que no había por dónde cogerla. Un fracaso rotundo de taquilla que dejó tocada de muerte a la saga.

Actores que han interpretado a Batman. El Magacín.

Pero como el ave fénix que regresa de sus cenizas, el director de una grandísima película como es ‘Memento’, cogió las riendas de la ciudad de Gotham con una trilogía excepcional. Christian Bale profundizó en las raíces de un Batman más oscuro y le supieron rodear de secundarios carismáticos. A la ya mencionada ‘Batman Begins’, quizás la mejor película sobre un superhéroe jamás realizada y un ejemplo de cómo contar el origen de un personaje, la siguieron dos más que estimables secuelas que descubrieron al mundo el otro apodo del héroe: ‘El caballero oscuro’. La franquicia se convirtió en una máquina de hacer dinero a pesar de la fatídica muerte de Heath Ledger, que se encumbró con su interpretación del Joker llevándose el Oscar. Películas más adultas en un momento en el que el género cómic dejó de ser una rareza de frikis y se convirtió en algo distinto. De repente, estaba de moda llevar una camiseta de tu superhéroe preferido o un llavero o lo que hiciese falta.

Ben Affleck como Batman. El Magacín.Con Christopher Nolan bajado del carro de la dirección, pero supervisando lo que sucede, ha llegado el momento de que Ben Affleck coja el testigo del personaje. Es curioso como una película tan polarizada por la crítica y el público como ‘Batman v Superman’ nos ha dejado cosas muy interesantes: planteamientos más adultos sobre el personaje y un toque diferente. Aquellos que no terminaron de estar convencidos por Zack Snyder o por el nuevo diseño del personaje, tienen una nueva oportunidad de ser cautivados en una película dirigida y protagonizada por el bueno de Ben (que, como el personaje a lo largo de los años en el cine, sabe lo que es estar en el cielo y en el infierno de Hollywood).

El universo de Batman es tan grande que hasta este año hemos tenido otra película relacionada: ‘Escuadrón Suicida’, donde los villanos eran los protagonistas. Además, en la pequeña pantalla triunfa con su tercera temporada la serie de ‘Gotham’, que cuenta las peripecias de un Bruce Wayne niño, antes de convertirse en el hombre murciélago.


Y si todo esto no os convence, tiempo al tiempo, ya vendrá otro que mejorará los resultados. Incluso si este nuevo Batman es demasiado adulto para los niños, siempre nos quedará la Lego película del personaje que se estrenará el 10 de febrero del año que viene. Porque si algo nos ha quedado claro, es que Batman es mucho más que un héroe, es capaz de sobrevivir al paso del tiempo y ser diferente con cada nuevo visionado. Eso le diferencia del resto. Eso le hace un superhéroe único.

Artículos relacionados