Creo que si pudiésemos trasladar la continua lucha del bien y el mal a la literatura, sería sin duda, la eterna contienda entre películas basadas en los libros y los dichos libros. De siempre es sabido que hay una controversia entre qué es mejor: si la película o el libro. En mi opinión, cada cual tiene su encanto y peculiar forma de contar una historia y de entretener al lector o al espectador. Bien es cierto que a no todo el mundo gustan los libros ni a todo el mundo les gustan las películas. Es decir, la gente apasionada de la lectura, dirá que, en su mayoría, los libros son mejores a las películas. Pero en mi opinión, están, muchas veces, en un error.