A veces ocurren eventos que nos obligan a crecer un poco más rápido, por lo que dejamos de lado muchas cosas que los niños suelen hacer, siendo la infancia una de las etapas más importantes y llenas de maravillosos momentos que nos marcan el resto de nuestras vidas. Sin percatarnos, llegamos rápidamente a los 20 años y entonces, más cerca de lo que se pueda imaginar, nos encontramos en la frontera entre ser adolescentes y adultos profesionales.

Estudiante de psicología de la Universidad Central de Venezuela. Cuento con 2 años de experiencia en el área Organizacional en procesos como Reclutamiento Internacional y Desarrollo de Clima Corporativo. He tenido la oportunidad de escribir para Alterno.la y Bloguerosdevenezuela.com sobre Desarrollo Personal, Psicología y temas sobre bienestar.