Vivimos rodeados de estímulos que nos mantienen en alerta a lo largo del día, compaginamos el trabajo con los estudios, la vida familiar con la vida social y tenemos la agenda repleta de actividades. Todo ello requiere de una gran energía, por lo que es muy importante tener un sueño reparador. Pero cada vez hay más personas con problemas para conciliar el sueño y mantener una buena calidad de descanso a lo largo de la noche. Si estamos tan cansado, ¿por qué no podemos dormir? ¿Qué hacemos mal? ¿Por qué la cama se convierte en un motivo de estrés?

Mente Pensante. Amante de la Lectura y la Escritura. Fan de Volar Libre.