Actualmente tanto perros como gatos forman parte de nuestras familias como un miembro más aunque realmente pocas son las personas que se plantean si están capacitadas para llevar acabo la responsabilidad de su cuidado. La mayoría de las veces nos dejamos llevar por el impulso de tenerlos sin parar a pensar sus necesidades como ser vivo.