Se inician las clases, la rutina, lo normal. Y muchos de nosotros estamos regresando de vacaciones. Creo que estarán de acuerdo conmigo en que la sensación de bendición que te aportan las vacaciones a veces tiene poco que ver con a donde fuimos o por cuanto tiempo lo hicimos, y varía tanto como nuestro ánimo y las circunstancias del viaje.