Nada viene gratis. Incluso lo que te cae “como del cielo” tiene un precio. Y yo siempre me pregunto ¿merece la pena? Es decir, conseguir un éxito o algo lo cual llevabas tiempo intentando, sin esfuerzo, ¿gratifica?