SATURDAY 21 OCTOBER 2017
Caminante Blanco de Juego de Tronos. El Magacín.

¿Por qué nos solemos sentir más atraídos por los personajes turbios y amorales que por los héroes impolutos y sin tacha? Esa es una pregunta que me he hecho muchas veces y la respuesta creo que está en cómo somos en realidad y en la propia naturaleza del héroe como figura literaria. Y no me estoy refiriendo a los héroes reales ni a la demonización que a veces hacen los medios de determinados personajes públicos (personas admiradas o rechazadas a partir de sus acciones, comportamientos o declaraciones), sino que en este artículo quiero hablar de la naturaleza de nuestros protagonistas preferidos en cine, series o literatura.

Retirarse a tiempo. El Magacín.

Hacer una serie no debe ser fácil, y menos en estos tiempos de fuerte competencia entre tantos canales de televisión y plataformas de video bajo demanda. Por algo se dice que estamos viviendo una nueva Edad de Oro de las series, una época de esplendor que empezó hace algo más de diez años y que parece habernos llevado a un momento de sobresaturación.

La muerte es solo el principio. El Magacín.

La muerte es solo el principio

La muerte forma parte de la vida, de eso no hay duda, y es algo que no deja indiferente a nadie. Para muchos es el fin del camino y para otros es el comienzo de algo nuevo, pero siempre representa un tránsito. ¿Y qué hay de la muerte de un personaje en un relato, una serie o una película? En los últimos años hemos visto cómo algunas ficciones televisivas se hacían famosas precisamente por matar de una manera espectacular a uno (o varios) de sus personajes.

La escritura como forma de evasión. El Magacin.

La escritura como forma de evasión

¿Por qué escribimos quienes lo hacemos? Esa es una pregunta muy habitual que la gente nos hace cuando descubre que hemos publicado una novela, pero en mi caso ya me la hacían antes, cuando se enteraban que en mi tiempo libre siempre me ha gustado escribir. Y es que la escritura es algo que parece reservado sólo a personas extraordinarias, a grandes genios o a personalidades famosas.

Suscríbete GRATIS a El Magacín