Todos conocemos o hemos oído hablar de YouTube, la plataforma audiovisual por excelencia, en la cual el usuario es libre para subir y compartir contenido. Por tanto, este contenido lo genera a su vez el propio consumidor, también parte del target al que se dirige.