Según el Foro de Economía Digital, en 2018 se confirmará y aumentará el hábito de la compra online a un ritmo acorde con la tendencia al alza de los últimos años. Tal y como apuntan los resultados reflejados en las últimas encuestas las expectativas de los e-commerce son francamente optimistas, especialmente a lo que se refiere al ticket medio, a la intención de expansión internacional y al aumento de la contratación en el sector.

La practica totalidad de las empresas prevé aumentar los recursos destinados a los departamentos de venta online, de hecho, aquellas empresas que todavía no cuentan con web móvil están perdiendo entre un 20% y un 30% del volumen total de sus ventas.
Las ventas multicanal y el showrooming ganarán peso de cara al próximo año, marcando unas nuevas tendencias de consumo que, precisamente, pasan por la óptima adaptación de los e-commerce a la venta móvil.

Teniendo en cuenta la distribución sectorial de las empresas encuestadas las que mayor crecimiento van a obtener son las de Moda y Electrónica, aunque seguidas muy de cerca por Viajes y Descargas. Éstos últimos se encuentran representados por menor número de “retailers”, lo que hace que exista mayor diferencia entre el volumen de facturación que alcanza este segmento de mercado y el número de operadores relevantes en él. Lo cierto es que hoy en día podemos comprar casi cualquier cosa a través de internet, de hecho algunos productos tienen más aceptación en la red de redes que en las tiendas físicas. Diversos productos que por sus características son casi imposibles de encontrar en los lineales de los centros comerciales están siendo consumidos masivamente a través de tiendas online. Esta tendencia promete consolidarse y crecer exponencialmente en 2018.




El perfil de los e-commerce en España

La alimentación es el sector con mayor crecimiento en e-commerce.Si hay un sector sobre el que se tienen grandes expectativas para 2018 ese es sin duda el de la Alimentación que, si bien cuenta con un gran número de operadores, todavía su peso específico -más aún teniendo en cuenta la recurrencia de su uso- no alcanza el porcentaje de representatividad que cabría esperar.

El perfil de los operadores de e-commerce en España se va asentando de forma progresiva, especialmente respecto a la diferenciación entre el Comercio Electrónico más profesional -aquel que cuenta con mayor apoyo de gestión, recursos y formación- frente aquél más “amateur”, desarrollado con pocos recursos y que cuantitativamente puede tener muchos operadores, pero cuyo peso final resulta poco relevante. Cabe recordar algunos datos:

  • El 60% de las tiendas sobrevive un máximo de tres años, mientras que sólo el 35% supera los 10 años.
  • El 95% de las empresas no tienen el retorno de la inversión esperado.
  • El 90% de los nuevos negocios en Internet fracasan en tan sólo 120 días desde su lanzamiento.

A tenor de estos datos la apuesta en el mercado del e-commerce parece más clara que nunca: “la profesionalización”. Sin ella, las probabilidades de viabilidad son escasas.

 

La clave: poner las cosas fáciles al consumidor

Cuando un cliente potencial llega a una web de comercio electrónico necesita encontrar en ella una serie de características que hacen la compra más fácil y confiable, entre ellas hay cuatro que debemos considerar dado su elevada importancia no sólo a la hora de favorecer la conversión, sino también para que la empresa pueda conocer cuáles son las necesidades u opiniones de los clientes. Se trata sellos de confianza, chat de ayuda a la compra, y herramientas de valoración para que el cliente exprese su grado de satisfacción y puntos de recogida.

  • Los sellos de confianza o garantía en Internet son herramientas que certifican un compromiso ético y responsable de las empresas de e-commerce a la hora de vender, y que cumplen con la normativa; esta distinción supone una ventaja para los negocios adscritos frente a aquellos que no lo están, ya que el usuario los identifica como confiables y favorece la compra.El 59% de las webs de comercio electrónico ya cuentan en 2016 con un sello de calidad.
  • El 80% de los compradores online lee las valoraciones realizadas por otros compradores, y de estos, el 77% se deja influenciar por estas valoraciones en sus compras. A esto respecto nuestro país parece estar preparado para la era digital.
  • El chat online facilita la conexión en tiempo real entre los potenciales compradores que llegan hasta una tienda online y los responsables de la misma. Es un modo de atención al cliente que inspira mucha confianza en el consumidor, quien puede resolver dudas en tiempo real y encuentra el equivalente a lo que sería un dependiente en un establecimiento físico. Además, esta herramienta de comunicación hace posible ofrecer descuentos o promociones directamente, así como conocer las opiniones o necesidades de los compradores, de cara a una mejora del sitio web. A pesar de que se trata de una herramienta que únicamente puede aportar beneficio al e-commerce, sorprende que el 55% de las empresas afirma no contar con un chat de ayuda al usuario.

Artículos relacionados