Hoy tratará de transmitirnos su pasión por la arqueología el joven arqueólogo e historiador Adrián Carretón, una joven promesa que ha escavado en Irlanda, Italia, Reino Unido o España.

¿QUÉ ES LA ARQUEOLOGÍA?

Todo el mundo conoce la Arqueología. Al menos ha oído hablar de esta disciplina alguna vez y tiene una idea de lo que es. ¿Aventura, tesoros, viajes?… la gran mayoría tiene una visión que se aleja de la realidad. De esto tiene mucho que ver tanto el cine como los medios de comunicación; En el primer caso la Arqueología ha aparecido habitualmente en películas de aventuras que han ayudado a distorsionar su verdadero significado. En los medios de comunicación, salvo en contadas excepciones, se utiliza la Arqueología y sus descubrimientos de forma sensacionalista pero con escaso rigor científico.

Si bien la disciplina arqueológica es conocida por toda la sociedad, no lo es tanto su auténtico significado como ciencia social y herramienta de conocimiento. Vamos a aclarar qué es y qué no es la Arqueología:

¿Cómo podríamos definir la Arqueología? cnicamente podemos describirla del siguiente modo:

”La Arqueología es el estudio del pasado antiguo y reciente de las sociedades y los seres humanos a través de sus restos materiales.”

Yacimiento arqueológico en una ciudad griega de Turquía. El Magacín.

Yacimiento arqueológico en una ciudad griega de Turquía.

En mi opinión ésta es una muy buena definición. Corta, concisa y en la que se abarca la realidad y el sentido global de la disciplina. Desde la Arqueología estudiamos al ser humano: su origen, evolución, desarrollo, creencias, etc. Y también a las sociedades que conforman estos humanos: su desarrollo, relaciones, estructuras y demás características.

Partiendo de esta aclaración, entenderás que la Arqueología entonces no es paleontología (que estudia los restos óseos de los dinosaurios). Tampoco es geología (que se centra en la historia de la tierra). Aunque tiene un poco de ambas disciplinas ya que comparten cierta metodología de trabajo como las técnicas de excavación o la estratigrafía, pero el objeto de estudio es diferente. Como ya he dicho, en el caso de la arqueología es el pasado del ser humano.


Ahondando más en esta definición, la Arqueología estudia el pasado. ¿Qué pasado? ¿desde dónde? y ¿hasta cuándo? La Arqueología se utiliza en el estudio de la evolución humana y la hominización, desde hace millones de años cuando surgen los primeros ancestros, hasta prácticamente ayer con los estudios de edificios y restos materiales de las culturas del siglo XX, con el fin de entender y dar una explicación a las sociedades que conforman nuestro presente.

Friso maya encontrado en 2013 en Guatemala.

Friso maya encontrado en 2013 en Guatemala.

 

¿CÓMO TRABAJA LA ARQUEOLOGÍA PARA EXPLICAR EL PASADO?

El objetivo de la Arqueología es otorgar significado y contribuir al conocimiento del pasado con el fin de entender nuestro presente y nuestra propia identidad. Se pretende dar respuesta a preguntas tales como de dónde venimos, cómo hemos evolucionado, cómo vivíamos, por qué somos como somos, qué nos hace así, por qué nos relacionamos del modo en que lo hacemos y otras muchas preguntas que pretenden dar sentido a nuestra realidad.

Para esto, la Arqueología se centra en examinar los restos materiales que las sociedades del pasado han dejado a su paso (que generalmente se encuentran enterrados) ,examinando los cambios que han ocurrido en las sociedades humanas a lo largo de la Historia y analizando sus causas, tratando de encontrar explicación a esta evolución. Desde el origen de la humanidad, la conformación de las primeras sociedades y asentamientos urbanos, el desarrollo agrícola, la domesticación de animales o sus creencias religiosas.

Gracias a que la principal fuente de información arqueológica son los restos materiales, se puede escribir la historia de la vida cotidiana, aquella que no aparece en los textos oficiales (desde el momento en que surge la escritura allá por el año 4.000 a.C), pero que sí ha dejado evidencias en el registro arqueológico. Cómo vivían, qué consumían, sus relaciones comerciales, creencias y costumbres, etc.

Palacio de Xllangchic–An en Perú

Palacio de Xllangchic–An en Perú.

TIPOS DE ARQUEOLOGÍA

La Arqueología, en su afan por estudiar el pasado, entra en contacto con otras materias a las que nos referimos como ciencias auxiliares de la disciplina. La Historia, la Antropología, la Geología, la Física, la Química e incluso las Matemáticas sirven para dar luz a los estudios arqueológicos.

Dentro de la Arqueología podemos diferenciar otros campos. La Prehistoria es considerada en sí misma una disciplina. Se centra en el estudio de las culturas que existieron antes de la aparición de la escritura. Los datos para su estudio son recogidos básicamente en el yacimiento arqueológico. Por esta razón, la Prehistoria es una de las etapas más oscuras y complicadas de estudiar en ArqueologíaA partir de la aparición de la escritura, se amplía el estudio más allá del yacimiento gracias a las fuentes documentales que sirven para contrastar información entre el testimonio y la evidencia material.


La Arqueología subacuática busca restos de actividad humana y barcos hundidos (lo que se conoce como pecio) y trata de recuperar información con técnicas arqueológicas aplicadas al buceo. Una disciplina realmente llamativa por lo espectacular de su desarrollo. Trabajar sin gravedad y en condiciones realmente difíciles hace de la Arqueología subacuática una actividad fascinante.

Aparte de estas disciplinas arqueológicas, hay otras muchas que se centran en diferentes aspectos de estudio tales como la Arqueología Urbana, industrial, bioarqueología, arqueoastronomía, etc. Todas ellas con un método semejante pero cuyo objeto de estudio se centra en una cuestión determinada que la diferencia del resto.

Medición de un pecho en un yacimiento subacuático.

Medición de un pecho en un yacimiento subacuático.

EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO

El yacimiento arqueológico representa la principal fuente de información arqueológica. Es el espacio en el que se encuentran, generalmente enterrados, los restos materiales del pasado de la actividad humana. Esto es: zonas de habitación, lugares de trabajo, espacios de culto, cementerios, enterramiento, basureros (extremadamente importantes como fuente de información).

El objetivo de la arqueología en el yacimiento es extraer toda la información posible del mismo a través del método arqueológico: excavando, recopilando datos, extrayendo objetos, analizando, etc. La recopilación de información es una de las tareas más determinantes del trabajo ya que, cuando excavamos estamos destruyendo a la vez la fuente de información y, por tanto, sólo tenemos una oportunidad de excavarlo. Por eso es necesario recoger cuanta más información mejor.

Arqueología en El Magacín

EL CONTEXTO

Pero no vale recoger esta información de cualquier manera. No. Ésta debe ser analizada en su contexto. ¿Y qué quiere decir esto? Un objeto encontrado no dice absolutamente nada del pasado. Su análisis y relación con el resto de evidencias es lo que nos permite establecer hipótesis. Debe encontrarse y estudiarse en su contexto arqueológico. Si una pieza es encontrada fuera de su lugar de origen, ésta pierde gran parte de su valor científico.

El contexto es lo que permite a los arqueólogos establecer relaciones entre los diferentes objetos y entender el significado de los mismos. Para entender esto del contexto, un ejemplo claro es el que demostró la coexistencia entre seres humanos y los mamuts. Algo que puede parecer obvio a día de hoy, era un tema que enfrentaba a científicos en el siglo XIX pues se pensaba que era imposible que estas dos especies hubieran coexistido.

¿Cómo se llegó a la conclusión de que efectivamente el ser humano convivió con el mamut? Pues que en determinados yacimientos arqueológicos aparecieron restos de piedra trabajada en un mismo contexto de restos de huesos de mamut. Al contrastar esta información entre diferentes yacimientos se llegó a la conclusión de que efectivamente, la coexistencia sucedió.

Escavación arqueológica en Perú. El Magacín.

Como ves, la Arqueología es una ciencia con un objeto de estudio claro: el pasado del ser humano y las sociedades, y con un método muy característico (el propio método arqueológico) que la hacen muy interesante. Eso de los tesoros y civilizaciones enigmáticas que la gente en general piensa que es, también sucede de hecho. Pero no es ni el objeto principal ni el objetivo final. La Arqueología no busca tesoros sino entender el pasado del ser humano a través de tesoros (las evidencias materiales).

Sobre Adrián Carretón: Es arqueólogo y cuenta con experiencia de campo en Irlanda, Italia Reino Unido y España. A través de Arqueoblog, se dedica a la divulgación y enseñanza de la Arqueología.

Artículos relacionados