La isla de Santorini es uno de los lugares más fascinantes del mundo, no en vano cada año cientos de miles de turistas visitan esta pequeña isla griega, ya sea por sus pueblecitos blancos colgando de precipicios, ya sea por su volcán activo o por sus aguas cristalinas. A su indescriptible belleza natural se le unen varios yacimientos arqueológicos de primera categoría como Antigua Tera o Akrotiri, este último es del que vamos a hablar hoy.

El yacimiento arqueológico de Akrotiri pertenece a la civilización minoica, y al igual que Pompeya, debe su excepcional estado de conservación a una erupción volcánica, que tuvo lugar en la antigua isla de Thera (actual Santorini) en el último cuarto del siglo XVII a.C.,

Toneladas de cenizas, piedra pómez y otros materiales volcánicos enterraron la ciudad, quedando borrada de la historia incluso su ubicación exacta. Sin embargo, esa fue la causa de que el asentamiento, sus edificios y su contenido, quedaran protegidos hasta la fecha.

Akrotiri

Akrotiri, ciudad sepultada bajo el material volcánico

En la parte izquierda de la fotografía anterior podemos observar la capa de material volcánico que cubrió la ciudad.

A diferencia de Pompeya, en las excavaciones de Akrotiri, no se encontraron restos humanos, ya que los habitantes notaron temblores y pudieron abandonar la isla a tiempo, pero dejando la mayoría de los muebles y utensilios en sus hogares.



El nombre original de la antigua ciudad se desconoce, y se le ha dado el del pueblo actual más cercano: Akrotiri. Lo que sí se conoce es que se trata de uno de los poblados prehistóricos más importantes del mar Egeo. La primera construcción en el lugar data del cuarto milenio a.C. y el primer gran asentamiento se fundó en el tercer milenio a.C. También se encontraron restos correspondientes a los siglos XX y XVII a.C., debido a las ampliaciones que se fueron produciendo y que lo convertirían en uno de los principales centros urbanos del Egeo.

Mapa del yacimiento de Akrotiri

Mapa del yacimiento

Muestra del gran desarrollo de la civilización que habitó esta ciudad, es la gran extensión del asentamiento (unas 20 hectáreas), el sistema de drenaje elaborado, los sofisticados edificios de hasta dos y tres plantas con las magníficas pinturas murales conocidas por su gran colorido, y que para nuestra sorpresa pudimos disfrutar in situ porque todavía se mantienen en pie.

Si os gusta Akrotiri, os aconsejamos que no os perdáis el Museo Prehistórico de Thera (3 €; ma-do 8:30h-20:00h de abril a septiembre, ma-do 8:30h – 15:00h de octubre a marzo), donde podréis ver parte de los frescos hallados en la antigua ciudad. Los más importantes se encuentran en Museo Arqueológico Nacional de Atenas, que también tuvimos la oportunidad de visitar.

Aparte de la viveza de los colores de los frescos y las cerámicas seguro que os llamará la atención esta curiosa figurilla de oro macizo: La “estatua de la cabra dorada” que, todavía hoy, se desconoce para que la utilizaron.

Estatuilla de la cabra dorada

Estatuilla de la cabra dorada

De entre los mejores frescos encontrados en Akrotiri los más importantes son el “Fresco de los monos azules” y  el “Fresco del Pescador”. El fresco de “Los boxeadores”, también muy conocido, se encuentra en el citado Museo Arqueológico de Atenas.

Fresco de los monos azules

Fresco de los monos azules

Nos llamó mucho la atención que hace 4000 años hubiera tantos monos en la isla, que se comieran los mismos pescados que nosotros nos habíamos comido ese mismo día, y que los lugareños ya jugaran con delfines. En realidad no eran tan diferentes de nosotros. Nos fijamos también en que en una de las pinturas mostraba un mono mirando al frente. Algo que definitivamente nunca se atrevieron a hacer en el Egipto faraónico (exceptuando la etapa helenística ptolemaica con las pinturas de Al Fayum) aunque de eso ya hablaremos en otro artículo.

El pescador

El pescador

 Spyridon Marinatos, el arqueólogo de Akrotiri

Desde la 2ª mitad del siglo XIX, se conocía la existencia del yacimiento, pero no fue hasta 1967 cuando se iniciaron las primeras excavaciones en el lugar, por Spyridon Marinatos con el respaldo de la Sociedad Arqueológica de Atenas, quien quiso excavar en Akrotiri, para poder verificar su vieja teoría que hacía responsable a la erupción del volcán de Thera de la desaparición de la civilización minoica. Porque, efectivamente, la civilización minoica situada en la vecina isla de Creta desapareció de la historia de la noche a la mañana. Los más recientes estudios señalan que un maremoto de dimensiones descomunales originado en Santorini arrasó todas las islas circundantes, incluida Creta.
Por su parte, de la minoica se dice que es la primera de todas las civilizaciones de la vieja Europa, y su laberíntico palacio de Cnosos nunca han dejado de maravillar a los arqueólogos. De todo esto también hablaremos en otros artículos.

Yacimiento Akrotiri

Yacimiento Akrotiri

Al parecer, sobre la muerte del gran descubridor de Akrotiri, Spyridon Marinatos, existen dos versiones. Unos dicen que murió en 1974 en el lugar, durante las excavaciones, debido a un derrame cerebral. Otros dicen que murió debido al colapso de una pared del yacimiento, que le golpeó y que está enterrado en el mismo lugar exacto en que murió. Lo cierto es que en el lugar existe un monumento en su memoria.Si queréis descubrir el misterio os tocará preguntar a los vigilantes del yacimiento.


Como dato curioso, en el año 2005 el yacimiento se cerró al público durante siete años debido a la muerte de un turista, provocada por el desprendimiento de una parte del techo que lo cubría. Actualmente, Akrotiri dispone de un nuevo y moderno techo mucho más seguro, de estructura de acero y madera. Ojalá otros yacimientos arqueológicos como Pompeya tuvieran las instalaciones y los cuidados de Akrotiri. Aquí no veréis perros meando en las calles o actos vandálicos como los que hemos visto con nuestros propios ojos en Pompeya y Herculano.

Yacimiento Akrotiri

Yacimiento Akrotiri

Akrotiri y el mito de la Atlántida

No podíamos terminar de hablar de SantoriniAkrotiri sin hablar del mito de la Atlántida.
La Atlántida es el nombre de una avanzada y rica ciudad, situada en una isla mítica, que ha sido mencionada por varios autores griegos antiguos, principalmente el filósofo Platón. El hecho de que la descripción sea tan precisa y parezca relatar hechos reales ha hecho pensar que podría basarse en elementos verídicos, pero nunca se ha podido demostrar nada.

Mientras las bombas caían en la Guerra Civil Española, y la Segunda Guerra Mundial estaba a punto de comenzar, el arqueólogo griego Spyridon Marinatos planteó por primera vez que el fin de la civilización minoica se debió a la erupción ocurrida en Santorini entre 1628 y el 1627 a. C. ; Años después, en 1960, el sismólogo Angelos Galanopoulos planteó que la mítica Atlántida se encontraba en Santorini y por lógica Akrotiri era la ciudad más cercana. Nunca se ha podido comprobar nada, pero desde luego el cataclismo que se produjo en Santorini hizo hundirse en el mar literalmente el 80% de la isla. Si los griegos antiguos conocían un fenómeno de esta naturaleza, esa era la erupción de Santorini.

 

Cómo llegar al yacimiento arqueológico de Akrotiri


Coordenadas GPS: N 36º 21’ 2.131”, E 25º 24’ 6.741”

Latitud: 36.350592, Longitud: 25.401873

Horario:

Invierno (1 noviembre hasta 31 marzo):
De martes a domingo: 8:00h – 15.00h
Lunes: cerrado

Verano (1 de abril hasta 31 de octubre):
8:00h – 20:00h, de lunes a domingo

Precio:

Entrada: 12 €, reducida: 6 €

Entrada gratuita: 6 de marzo, 25 de marzo, 18 de abril, 18 de mayo, 5 de junio, anualmente el último fin de semana de septiembre, fiestas nacionales, 28 de octubre. Primer domingo de cada mes de noviembre a marzo.

Una vez visitado el yacimiento, queda muy cerca la conocida y curiosa Red Beach o Playa Roja, y es una buena ocasión para un refrescante baño en aguas cristalinas y rodeado de paredes rojas. No olvides llevar gafas de sol polarizadas, las necesitarás.

Lorena, arquitecta y aficionada al mundo de los blogs e internet. Una apasionada de los viajes, mochilera y creadora del blog de viajes viajaresvida.com

Artículos relacionados