Camboya nos atrapó con su belleza desde el momento de cruzar la frontera. Llegamos por tierra, en un autobús que tomamos desde Ho Chi Minh. El pasaje en un bus de noche desde Vietnam a Camboya fue una verdadera aventura. El trayecto nos tomó 4 autobuses diferentes, un par de paradas y mucha confianza hacia los conductores vietnamitas. En el momento de cruzar la frontera, nos dimos cuenta de la enorme diferencia entre estos dos países del sudeste asiático: Vietnam, más moderno y más desarrollado, y Camboya – rural, salvaje pero mágicamente tranquila. Inmediatamente supimos que nos íbamos a enamorar de este país.

En este artículo, te recomendamos 7 lugares en Camboya que no te puedes perder.


Sihanoukville

Sihanoukville es una ciudad ubicada en el sur de Camboya, que une el contraste de una ciudad moderna al estilo camboyano y una ciudad tradicional. Allí podrás disfrutar de la playa y del mar, pero también de la fiesta y varios bares y restaurantes que siempre están llenos de turistas. Si te gustan las ciudades, ¡vale la pena pasar unos días allí!

Ciudad de Cambodia. Ciudad deCamboya. El Magacín.

Koh Rong

La única manera de llegar a Koh Rong es en un barco. Lo más fácil es llegar primero a la ciudad de Sihanoukville y de allí tomar el barco.

Koh Rong es una isla ubicada al sur de Sihanoukville, más o menos a una hora y media en barco desde la costa. ¡Y es un paraíso! Una pequeña isla en medio del mar, en una proximidad de otras islas tropicales, cubierta por una selva tropical y rodeada por una playa de arena blanca y agua cristalina.

La isla es un paraíso para mochileros del mundo entero, sobre todo los australianos y americanos que la inundan. Algunos de ellos incluso se quedan para trabajar de meseros o recepcionistas en los bares y hostales de la playa principal de la isla.

Koh Rong isla de Cambodia (Camboya). El Magacín.

Sin embargo, si vienes a Koh Rong en busca de tranquilidad, tendrás que alejarte de la playa principal donde la fiesta nunca acaba. Te recomendamos la playa del otro lado de la isla, donde podrás alquilar uno de los bungalós paradisiacos construidos en los árboles.

La isla también te ofrecerá varias actividades para llenar tu tiempo libre, entre otros, nadar con el plancton brillante. ¡Es una experiencia increíble y sinceramente te lo recomendamos! Si tienes tiempo, te sugerimos también visitar las islas de al lado.

Phnom Penh

Phnom Penh, la capital de Camboya, es una ciudad grande y caótica. Nosotros llegamos a Phnom Penh por la tarde. El viaje nos tomó todo el día y tuvimos que usar dos medios de transporte: primero, el barco que nos llevó de Koh Rong a Sihanoukville y luego el bus que nos llevó desde Sihanoukville hasta Phnom Penh. Era un bus local donde fuimos los únicos extranjeros y todos los pasajeros camboyanos nos miraban con curiosidad durante el camino.

La ciudad está llena de diferentes cosas que hacer. Los lugares que no te puedes perder son, entre otros, el Palacio Real, el mercado central, el museo nacional y varios templos budistas que encontrarás dispersas por toda la ciudad. ¡Y no olvides experimentar la vida nocturna de la ciudad, ya que es una experiencia muy curiosa e inolvidable!

Tarantula_Camboya_El_Magacin

La experiencia más interesante que vivimos en Phnom Penh fue nuestra visita al mercado central, donde fuimos en busca de los famosos insectos fritos. Después de recorrer el mercado entero, por fin, encontramos un pequeño puesto de una abuelita camboyana que vendía saltamontes y tarántulas fritas. ¡Probarlos nos costó mucho coraje.

Tuol Sleng

Tuol Sleng es una localidad al lado de Phnom Penh, que alberga el famoso centro de genocidio de Choeung Ek. Es un lugar de ambiente triste y pesado, que conmemora a las víctimas del sangriento reino del dictador camboyano de los Khmeres Rojos, Pol Pot.


A pesar de su grave ambiente, es un lugar que no te puedes perder si pasas por Phnom Penh. Tuol Sleng está ubicado muy cerca de la ciudad y la mejor manera de llegar allí es con uno de los famosos tuk-tuks, las bicitaxis asiáticas.

Kompong Phluk

Kompong Phluk es definitivamente uno de esos lugares que no te puedes perder en tu visita a Camboya, ya que es un pueblo extraordinario. Es un pequeño pueblo flotante ubicado al lado de Siem Reap, construido en el lago de Tonle Sap, el lago más grande de Camboya. ¡Navegar en un pequeño barco en Tonle Sap, cuando ya nos alejamos de las orillas, nos daba la impresión de estar navegando en el mar abierto!

Kompong Phluk. Pueblo flotante. El Magacín.

Kompong Phluk tiene todo lo que tiene cualquier pueblo pequeño: casas de familias que viven allí, una escuela, una iglesia y hasta una estación de policía y el ayuntamiento. Todas estas casas están construidas en el agua y como te imaginas, el medio de transporte entre ellos son los barcos. Cada familia tiene su propio barco. Y obviamente Kompong Phluk tiene también su propio mercado: un mercado flotante, compuesto por unos pequeños barquitos llenos de frutas, verduras, arroz, carne y demás productos alimentarios que los vendedores traen desde la tierra.

Otra cosa muy curiosa sobre Kompong Phluk es que el pueblo cambia de ubicación, dependiendo del nivel del agua. Cuando el nivel del agua sube, los habitantes se alejan con sus casas de las orillas. Los pescadores salen entonces a las aguas profundas, lo más lejos que pueden, en busca de pescado fresco. Cuando el nivel del agua baja, los habitantes y sus casas se acercan de vuelta a las orillas.

Siem Reap

Siem Reap es un paraíso para los mochileros. Es la ciudad más visitada por los turistas en Camboya, incluso más que su capital Phnom Penh, por su proximidad con los templos de Angkor Wat. Pero Siem Reap también tiene muchas cosas que ofrecer. Es una ciudad pequeña, lenta y tranquila, llena de hostales baratos, bares y restaurantes acomodados al bajo presupuesto de los mochileros del mundo entero, de tiendas y mercados donde puedes comprar innumerables suvenires de Camboya y los salones de masaje.

Puesta de sol en Angkor Wat. El Magacín.

Nosotros pasamos tres días en Siem Reap, disfrutando de su tranquilidad y aprovechando su proximidad con los templos de Angkor Wat – donde pasamos un día entero – y con el pueblo flotante de Kompong Phluk. ¡Nuestra mejor experiencia de Siem Reap fue el famoso masaje de pies hecho por los pequeños peces!

Los tenplos de Angkor

El complejo de templos de Angkor  y especialmente Angkor Wat (el edificio religioso más grande del mundo) es el lugar turístico más conocido de Camboya, sobre todo gracias a las películas de Tomb Raider. Fue durante la filmación de esa película que Angelina Jolie se enamoró de Camboya y se convirtió algún tiempo después en su embajadora.

Ta Prohm en Ankor. El Magacín

No caben dudas: los templos de Angkor Wat te quitarán el aliento con su belleza, sobre todo durante el amanecer y el atardecer. Nosotros pasamos un día entero allí, recorriendo todos los templos en tuk-tuk y tomando miles de fotos. Te recomendamos ir a Angkor Wat muy temprano en la mañana para evitar enormes colas en la entrada y poder disfrutar del amanecer.

Todos los templos valen la pena ser visitados, pero los que más nos gustaron a nosotros fueron los templos de Bayon, Ta Prohm y Angkor Thom.

Escrito por Karolina Assi
Autora del blog de viajes La Polaca por el Mundo