¿Quieres aumentar las ventas de tu empresa? Si la respuesta es sí estarás conmigo en que lo primero de todo es que te recuerden. ¿Sabes cuál es la forma más barata de que te recuerden?: Un regalo. Es verdad que una carta es una forma barata de que te recuerden, pero siempre serán más útiles bolígrafos o abanicos como regalos de empresa que un mensaje de whatsapp ¿verdad? de eso quiero hablarte hoy.

Tu pareja puede regalarte unas zapatillas Converse o un móvil Motorola y hacerte muy feliz, seguramente tu empresa no puede permitirse regalos tan caros, pero el coste de oportunidad entre regalar algo y no regalar nada es inmenso. Pequeños obsequios baratos como bolsas, monederos personalizados o gorras publicitarias con tu logo te pueden reportar muchas ventajas.


Estos son los 6 motivos por los que en mi opinión (basada en la experiencia) creo que las empresas deberían hacer regalos a sus clientes:

1 Crea un sentimiento de agradecimiento

Cuando alguien recibe un regalo tiene inconscientemente la necesidad de corresponderlo de alguna forma. Por ejemplo: cuando nos invitan a cenar a casa de alguien, ir con las manos vacías se considera de mala educación. Solemos llevar una botella de vino o unos pasteles. Es algo innato en el ser humano.
Si un cliente recibe un regalo tuyo, por pequeño que sea, es probable que “te vea con mejores ojos” y te premie, por ejemplo, con su fidelidad.

2 Pequeños detalles que marcan la diferencia

Siempre cuento la anécdota de que al tener que decidirme por un banco para pedir un préstamo para mi coche, en igualdad de condiciones entre dos bancos me decanté por el BBVA. El director de la sucursal siempre tenía pequeños detalles conmigo o con mis hijos; cosas muy baratas como unas gafas personalizadas con publicidad, una estación meteorológica, una navaja multiusos o un paraguas un día de lluvia. Son objetos que agradeces y que el fondo te pueden venir muy bien

3 Ayuda a recordar el nombre de la marca

Cuando yo nací había solo un canal de televisión, ahora hay cientos. Lo mismo pasa con las empresas. Ahora necesitamos destacar más que nunca porque cada vez hay más competencia.
Escribir cada día con un boli con el logo de una marca al final hace que memorices inconscientemente esa marca, y por ende, que la tengas más presente cuando llegue el momento de escoger marca.
Si quieres que tus clientes recuerden tu nombre ( o incluso tu dirección) haz un regalo.

4. Sirve de recordatorio de una “necesidad”

Hay cosas que necesitamos y otras que son prescindibles. Tu empresa puede ofrecer un producto o servicio que sea prescindible (por ejemplo una tienda de comics o un spa) y que el cliente solo consume cuando se acuerda. ¿Quién no ha comprado pilas en el supermercado simplemente porque estaban estratégicamente situadas en la línea de caja? es bueno lograr introducir nuestro regalo (y nuestro logo) en el hogar de nuestros clientes.

5. No es un gasto, es una inversión

El simple hecho de que todo el dinero invertido se recupera con creces debería bastar como argumento para que la empresas hagan regalos.

6. Da imagen de generosidad

Un mismo objeto no vale lo mismo si se compra por unidades sueltas o a granel. El cliente por lo general siempre compra por unidades sueltas y el precio es mayor de lo que le cuesta a una empresa. Aunque los clientes sepan que las empresas compran siempre al por mayor lo cierto es que la percepción de valor no se pierde. Por poner un ejemplo, una bolsa de deporte si se compra suelta puede costar entre 3 y 4 veces más de lo que costaría comprarla al por mayor.

Hay regalos que retornan exponencialmente la inversión que una empresa hace en ellos. Una bolsa de regalo aparte de que es útil para quien la lleva permite que otras personas (andando por la calle, en el transporte público, etc.) vean el logo de tu marca. Habría que considerarlo pues una doble utilidad.

El regalo tanto para el que lo da pero especialmente para el que lo recibe produce una sensación especial. Nunca me dejará de sorprender que cuando escuchamos la palabra “gratis” todo el mundo lo quiere. ¿Qué tendrá de fascinante el regalo? De hecho ¿quién hace ascos a un regalo?


Mi consejo es que inviertas en redes sociales y en publicidad, pero en cuestiones de marketing no hay nada como un objeto físico que se pueda palpar. Te sugiero que consideres la posibilidad de invertir en regalos personalizados de empresa.

Artículos relacionados