¡Hola a tod@s! ¿Qué tal estáis? Antes que nada, permitirme que me presente: soy Mai, editora de MAIKSHINE, blog de tendencias en moda, belleza y lifestyle. Como blogger de moda, en numerosas ocasiones me he encontrado con condiciones climáticas que han puesto a prueba tanto la duración del maquillaje como su aspecto en cámara, temiendo por el resultado de la sesión fotográfica.

Lo cierto es que, haciendo un poco de memoria, me he dado cuenta de que al margen del blog, ha habido numerosas ocasiones más cotidianas en las que el uso inadecuado de ciertos productos han arruinado mi look (y mis preciadas fotos para el recuerdo, muchas de las cuales estaban en formato analógico, aún peor…).

Afortunadamente, esto ya es historia gracias a la amplia gama de productos de belleza y maquillaje que existen hoy en el mercado, y gracias también a la experiencia que, como dicen, es un grado. Así pues, voy a daros unos consejos y recomendaciones para que vuestro maquillaje aguante intacto, consiguiendo un aspecto radiante por horas, haga el tiempo que haga. ¡Vamos allá!

1- Hidratación

De igual manera que no usamos la misma ropa sea invierno o verano, con la piel de nuestro rostro pasa lo mismo.


En invierno, te aconsejo que uses aquellas cremas que destaquen por su poder hidratante, tanto por llegar a capas más profundas de la epidermis, como por su duración. Dependiendo de tu tipo de piel, elige texturas más o menos densas o, si tienes tendencia acneica, fórmulas no comedogénicas, pero siempre una hidratante potente. Si buscas más beneficios en una crema de rostro, usa un sérum previamente que te aporte ese plus, pero lo fundamental es tener la piel con el agua necesaria, para aguantar las bajas temperaturas del exterior y la sequedad de las calefacciones en interior. Tener una piel hidratada es primordial para que no se cuartee el maquillaje o se marquen las arrugas de expresión, archienemigos de un primer plano.

Para el verano y estaciones intermedias, más aún en climas húmedos, puedes optar por fórmulas más ligeras que te aporten esa hidratación sin llegar a formar los temidos brillos.

2- Prebase

Cuando necesitas que el maquillaje te aguante horas, este producto se convierte en una gran ayuda: te alisa la piel, haciendo que el maquillaje quede más uniforme y se fije mejor. Principalmente, las hay de dos tipos: de color transparente con textura tipo gel, o de textura un poco más cremosa con algo de color. Sin embargo, lo que tienes que tener en cuenta, sobretodo si tu piel es de tendencia acneica, es su composición. Si es tu caso, elije solamente aquellas libres de aceite y de siliconas, o al menos con poca proporción de siliconas o en su defecto, siliconas solubles. ¿Por qué? Es cierto que estas siliconas te dejarán una piel lisa libre de poros dilatados, pero al mismo tiempo los ahogan, haciendo que se acumule suciedad; Si no te desmaquillas a conciencia, los próximos días sufrirás de imperfecciones como puntos negros o incluso granitos.

En el caso de prebases de ojos, sin embargo, no encuentro más que ventajas: una pequeña cantidad es suficiente para todo el párpado y las sombras aguantan mucho más libres de pliegues.

TIP * también puedes usar un poco de prebase para ojos bajo la línea de las pestañas inferiores, para dar ese plus de durabilidad a tus ahumados o smoky-eyes más dramáticos.

3- Base de maquillaje

Partiendo de que tenemos el rostro hidratado (punto 1), nos guiaremos por nuestro tipo de piel para escoger la base adecuada, pudiendo optar por bases satinadas (muy en tendencia, por cierto) si tienes la piel normal-seca, y fórmulas de acabado mate si por el contrario tienes la piel mixta. En cualquier caso, si vas a estar en clima cálido y húmedo o prevés que vayas a estar en un local abarrotado, necesitarás una buena base que controle los brillos al máximo, así que en estos casos más que nunca te recomiendo maquillaje de acabado mate, dejando los brillos sólo para zonas estratégicas como la parte alta del pómulo con la ayuda de un iluminador. Como recomendación personal, la “Double Wear Light -Stay in Place-” de Estée Lauder va genial para estos casos y, a pesar de tener factor de protección solar de 10, funciona perfectamente para fotografía (sin efecto “pantalla blanca”).

4- Eyeliner y máscara de pestañas waterproff

Al escuchar la palabra “waterproff”, automáticamente pensamos en que nos aguantará la lluvia y las lágrimas o incluso una pool party. Pero también hace frente al sudor, así que es importante también en los ojos un maquillaje que soporte la traspiración en días de calor extremo. Además de la máscara, yo confío en los eyeliners de larga duración. Los de tipo gel, como el famoso de Maybelline son una maravilla: En mi caso, me aguantó intacto varias horas de shooting en el desierto para fotografiar unos looks, tal y como os muestro a continuación:

MAIKSHINE. el Magacín

* Para conocer toda la información de estos looks y ver más fotos, tan sólo tenéis que pinchar en las imágenes.

MAIKSHINE. El Magacín.

5- Colorete o Blush

Si tienes la piel seca, en invierno un colorete en polvo puede resecarla aún más y marcarte líneas de expresión alrededor de los ojos; así que una buena solución puede ser usar fórmulas en crema o en su defecto, unos toques de tu labial favorito difuminado a toquecitos.

Si por el contrario tienes la piel mixta o grasa, con poros algo dilatados, los blush en polvo te irán mejor, pero procura huir de aquellos con demasiados brillos. Un polvo mineral lleno de partículas brillantes, acentuará los poros dilatados, arruinando tu look. De hecho, este es el mayor problema de la técnica de Strobing que tan de moda se ha puesto en las redes sociales. Esta técnica consiste en una iluminación intensa del rostro, con bases satinadas y abuso del iluminador. En cámara, con mucha luz de focos y respecto a un plano concreto, el resultado es fabuloso, pero para salir a la calle, marcan las imperfecciones de la piel. Por este motivo, si sueles sufrir de poros dilatados, te recomiendo utilizar polvo mate, más aún cuando haga calor y humedad.



6- Polvos translúcidos de acabado

A pesar de que suelen estar en la lista de pasos a seguir para lograr un maquillaje duradero, no son obligatorios. Una vez más, si tienes una piel seca, utilizando prebase y una base de larga duración, no es necesario “sellar” el maquillaje. Ante todo tienes que estar cómoda y quizá unos polvos translúcidos sólo conseguirán “acartonarte” la piel. Es más, muchos expertos suelen recomendar vaporizar un poco de agua termal sobre el rostro, con lo que ayudas a fijar el maquillaje y además le aportas un extra de frescor a la piel, perfecto para días de calor o frío extremo y seco. Si tu piel es mixta, en cambio, no dejes de llevarlos en el bolso para pequeños retoques: aplícalo en la zona T cuando sea necesario y volverás a lucir como recién maquillada.

No he querido tratar aparte el maquillaje de labios, pero por daros unos tips rápidos os diría que cuando uséis un labial de larga duración, o bien optéis por los formatos en 2 pasos que incluyen barra hidratante, o si no, que tengáis a mano un gloss para ir re-hidratando la zona y evitar grietas.

Y ahora sí, hasta aquí mis recomendaciones para un maquillaje a prueba de horas y condiciones meteorológicas difíciles. Espero de verdad que estos consejos rápidos os sean de utilidad y podáis lucir perfectas durante horas en cualquier situación, como verdaderas profesionales del maquillaje.


Sigue a MAIKSHINE en Twitter, Instagram, Pinterest o Google+


Artículos relacionados